La mejor selección de  frases celébres de Bertrand Russell las encontrarás aquí en imágenes y texto.

En continua actualización para ofrecerte más y mejor.  

Te dejo con las frases celebres en imágenes tras los datos del autor.

Y al final las tienes en formato lista.

También tienes un resumen de su vida, biografía, curiosidades, vídeos, libros y películas, mapas...

¿QUIEN FUE BERTRAND RUSSELL?

Premio nobel de Literatura en 1950.

Escritor británico, filósofo y matemático lógico.

También fue un activista social.

Nombre de Nacimiento:

Bertrand Arthur William Russell

Fecha de Nacimiento:

El 18 de mayo de 1872

Fecha de Fallecimiento:

El 2 de febrero de 1970 (a los 97 años de edad)

Lugar de Nacimiento:

En Trellech, Gales, Reino Unido.

Lugar de Fallecimiento:

En Penrhyndeudraeth, Gales, Reino Unido.

LAS MEJORES FRASES

DE BERTRAND RUSSELL EN IMÁGENES:

VÍDEO SOBRE LA VIDA DE BERTRAND RUSSELL:

NO DEJES DE VER LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS:

GEORGE ORWELL FRASES CÉLEBRES.

FRASES CORTAS: PORQUE EL TAMAÑO NO LO ES TODO.

Woody Allen frases celebres.

FRASES CELEBRES DE LA MADRE TERESA DE CALCUTA

FRASES DE LA VIDA: PARA MEJORARLA, ENTENDERLA Y DISFRUTARLA.

LAS MEJORES CITAS CÉLEBRES DE BERTRAND RUSSELL EN TEXTO:

  1. Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer
  2. A todos los jóvenes con talento que van por ahí convencidos de que no tienen nada que hacer en el mundo, yo les diría: «Deja de intentar escribir y en cambio intenta no escribir. Sal al mundo, hazte pirata, rey en Borneo u obrero en la Rusia soviética; búscate una existencia en que la satisfacción de necesidades físicas elementales ocupe todas tus energías».
  3. Afirmo deliberadamente que la religión cristiana, tal y como está organizada, ha sido y aún es el principal enemigo del progreso moral en el mundo.
  4. Al contrario del esquema habitual me he hecho gradualmente más rebelde a medida que envejezco.
  5. Aún cuando todos los expertos coincidan, pueden muy bien estar equivocados.
  6. Carecer de alguna de las cosas que uno desea es condición indispensable de la felicidad.
  7. Como dice Russell, «las personas que son desdichadas, como las que duermen mal, siempre se enorgullecen de ello». Este es el primer obstáculo a vencer si uno pretende intentar ser feliz, dejar de intentar a toda costa ser «interesante».
  8. Conquistar el miedo es el comienzo de la riqueza.
  9. Consideremos la larga historia de las actividades inspiradas por el fervor moral: los sacrificios humanos, las persecuciones de herejes, las cazas de brujas, los pogroms, hasta que se llega al exterminio en gran escala por medio de gases venenosos, que al menos uno de los colegas episcopales del doctor Barnes parece patrocinar, ya que sostiene que el pacifismo es anticristiano. ¿Son estas abominaciones, y las doctrinas éticas que las inspiran, realmente prueba de un Creador inteligente? ¿Y podemos realmente desear que los hombres que las practicaron vivan eternamente? El mundo en que vivimos puede ser entendido como resultado de la confusión y el accidente; pero, si es el resultado de un propósito deliberado, el propósito tiene que haber sido el de un demonio. Por mi parte, encuentro el accidente una hipótesis menos penosa y más verosímil.
  10. Cristo dijo que debian entregarse los bienes a los pobres, que no se debia luchar, que no habia que ir a la Iglesia y que el adulterio no debia ser castigado.
  11. Cualquier sistema moral que tenga una base teológica se convierte en unos de los instrumentos a través de los cuales los poderosos conservan la autoridad y dañan el vigor intelectual de los jóvenes.
  12. Cuando estudias cualquier materia o consideras cualquier filosofía, pregúntese solamente: cuáles son los hechos y cuál es la verdad que los hechos corroboran.
  13. Descubrir un sistema para evitar la guerra es una necesidad vital para nuestra civilización, pero ningún sidtema tiene posibilidades de funcionar mientras los hombres sean tan desdichados que el exterminio mutuo les parezca menos terrible que afrontar continuamente la luz del día.
  14. El agnóstico cree que es imposible saber la verdad en los asuntos que le interesan al cristianismo y otras religiones, como Dios y la vida futura. O si no imposible, al menos imposible por ahora.
  15. El animal humano, igual que los demás, está adaptado a cierto grado de lucha por la vida, y cuando su gran riqueza permite a un Homo sapiens satisfacer sin esfuerzo todos sus caprichos, la mera ausencia de esfuerzo le quita a su vida un ingrediente imprescindible de la felicidad.
  16. El autor anónimo de estos versos no buscaba una solución para el ateísmo, ni la clave del universo; estaba simplemente pasándoselo bien.
  17. El budismo, el cristianismo y el marxismo deben su origen a individuos y ninguno de ellos podría haber surgido en un estado totalitario. Si bien Galileo fue maltratado por la Inquisición, lo fue de una manera relativamente leve en comparación con los métodos modernos. Ni lo mataron, ni quemaron sus libros, ni sus seguidores fueron liquidados. Tan sólo ha sido en los tiempos modernos, en verdad desde el final de la primera Guerra Mundial, cuando la persecución se ha convertido en un procedimiento científico y eficiente.
  18. El dramaturgo cuyas obras maestras nunca tienen éxito debería considerar con calma la hipótesis de que sus obras son malas; no debería rechazarla de antemano por ser evidentemente insostenible. Si descubre que encaja con los hechos, debería adoptarla como haría un filósofo inductivo. Es cierto que en la historia se han dado casos de mérito no reconocido, pero son mucho menos numerosos que los casos de mediocridad reconocida. Si un hombre es un genio a quien su época no quiere reconocer como tal, hará bien en persistir en su camino aunque no reconozcan su mérito. Pero si se trata de una persona sin talento, hinchada de vanidad, hará bien en no persistir. No hay manera de saber a cuál de estas dos categorías pertenece uno cuando le domina el impulso de crear obras maestras desconocidas. Si perteneces a la primera categoría, tu persistencia es heroica; si perteneces a la segunda, es ridícula. [… ] En el auténtico artista, el deseo de aplauso, aunque suele existir y ser muy fuerte, es secundario, en el sentido de que el artista desea crear cierto tipo de obra y tiene la esperanza de que dicha obra sea aplaudida, pero no alterará su estilo aunque no obtenga ningún aplauso. En cambio, el hombre cuyo motivo primario es el deseo de aplauso carece de una fuerza interior que le impulse a un modo particular de expresión, y lo mismo podría hacer un trabajo diferente.
  19. El hombre feliz es el que vive objetivamente, el que es libre en sus afectos y tiene amplios intereses, el que se asegura la felicidad por medio de estos intereses y afectos que, a su vez, le convierten a él en objeto de interés y el afecto de otros muchos.
  20. El hombre juicioso solo piensa en sus males cuando ello conduce a algo práctico, todos los demás momentos los dedica a otras cosas.
  21. El hombre puede ser científicamente manipulado.
  22. El impulso natural de la persona vigorosa y decente es tratar de hacer el bien, pero si se ve privada de todo poder político y de toda oportunidad de influir en los acontecimientos, se verá desviada de su curso natural, y decidirá que lo importante es ser bueno. Eso es lo que les ocurrió a los primeros cristianos; ha conducido a un concepto de santidad personal como algo completamente independiente de la acción benéfica, ya que la santidad tenía que ser algo que podía ser logrado por personas impotentes en la acción. Por lo tanto, la virtud social llegó a estar excluida de la ética cristiana. Hasta hoy los cristianos convencionales piensan que un adúltero es peor que un político que acepta sobornos, aunque este último probablemente hace un mal mil veces mayor.
  23. El mundo necesita mentes y corazones abiertos, y estos no pueden derivarse de rígidos sistemas ya sean viejos o nuevos.
  24. El mundo que tenemos que buscar es un mundo en el cual el espíritu creador esté vivo, en el cual la vida sea una aventura llena de alegría y de esperanza, basada más en el impulso de construir que en el deseo de guardar lo que poseemos y de apoderarnos de lo que poseen los demás. Tiene que ser un mundo en el cual el cariño pueda obrar literalmente, el amor esté purgado del instinto de la dominación, la crueldad y la envidia hayan sido disipadas por la alegría y el desarrollo ilimitado de todos los instintos constructivos de la vida y la llenen de delicias espirituales. Un mundo así es posible; espera solamente a que los hombres quieran crearlo.
  25. El obispo pasa a argüir que ‘el universo ha sido hecho y está gobernado por un propósito inteligente’ y que sería una falta de inteligencia el haber hecho al hombre para que pereciera.
  26. El patriotismo es la disposición de matar y dejarse matar por razones triviales.
  27. El problema de la humanidad es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes están llenos de dudas».
  28. El sentido subjetivo de libertad, alegado a veces contra el determinismo, no tiene nada que ver con la cuestión en absoluto. La opinión de que tiene algo que ver se basa en la creencia de que las causas hacen inevitables sus efectos, o que la naturaleza impone la obediencia a sus leyes igual que el gobierno. Eso son meras supersticiones antropomórficas, debidas a la asimilación de causas con voliciones y de leyes naturales con edictos humanos.
  29. El ser capaz de llenar el ocio de una manera inteligente es el último resultado de la civilización.
  30. El tiempo que disfrutas perder no es tiempo perdido
  31. El zorro no puede explicar claramente cuánto le disgusta que lo cacen.
  32. En todos los tiempos modernos, prácticamente, cada avance de la ciencia, en lógica o en filosofía, ha tenido que hacerse contra la encarnizada oposición de los discípulos de Aristóteles.
  33. Entre todas las formas de cautela, la cautela en el amor es, posiblemente, la más letal para la auténtica felicidad.
  34. Es la preocupación por las posesiones, más que ninguna otra cosa, lo que evita que el hombre viva noble y libremente.
  35. Es una ley general que las civilizaciones decaen, menos cuando entran en contacto con otra civilización extraña superior.
  36. Existe este hecho curioso: cuanto más intensa ha sido la religión de cualquier periodo, y más profunda la creencia dogmática, han sido mayor la crueldad y peores las circunstancias. En las llamadas edades de la fe, cuando los hombres realmente creían en la religión cristiana en toda su integridad hubo la Inquisición con sus torturas; hubo muchas desdichadas mujeres quemadas por brujas; y toda clase de crueldades practicadas en toda clase de gente en nombre de la religión.
  37. La buena vida es inspirada por amor y guiada por el conocimiento.
  38. La calumnia es siempre sencilla y verosímil.
  39. La Ciencia en ningún momento está totalmente en lo cierto, pero rara vez está completamente equivocada y tiene en general mayores posibilidades de estar en lo cierto que las teorías no científicas.
  40. La ciencia parece estar en guerra consigo misma… La realidad conduce a la física, y la física muestra que la realidad es falsa. Entonces la realidad si es verdadera es falsa, por lo tanto es falsa.
  41. La competencia, considerada como lo más importante de la vida, es algo demasiado triste, demasiado duro, demasiado cuestión de músculos tensos y voluntad firme, para servir como base de la vida durante más de una o dos generaciones, como máximo. Después de ese plazo tiene que provocar fatiga nerviosa, diversos fenómenos de escape, una búsqueda de placeres tan tensa y tan difícil como el trabajo (porque relajarse resulta ya imposible), y al final la desaparición de la estirpe por esterilidad. No es solo el trabajo lo que ha quedado envenenado por la filosofía de la competencia; igualmente envenenado ha quedado el ocio. El tipo de ocio tranquilo y restaurador de los nervios se considera aburrido. Tiene que haber una continua aceleración, cuyo desenlace natural serán las drogas y el colapso. El remedio consiste en reconocer la importancia del disfrute sano y tranquilo en un ideal de vida equilibrado.
  42. La conclusión es que sabemos muy poco y sin embargo es asombroso lo mucho que conocemos. Y más asombroso todavía que un conocimiento tan pequeño pueda dar tanto poder.
  43. La guerra no determina quien tiene la razón, solo quién queda.
  44. La historia del mundo es la suma de aquello que hubiera sido evitable.
  45. La libertad es algo maravilloso, pero no cuando hay que pagar por ella el precio de la soledad.
  46. La mayor felicidad se deriva del completo dominio de las propias facultades.
  47. La percepción, sin comprobación ni fundamento, no es garantía suficiente de verdad.
  48. La religión sirve para impedir el conocimiento, promover el miedo y la dependencia. Es responsable en gran parte de la guerra, opresión y miseria del mundo.
  49. Las Iglesias prefieren la guerra, la peste y el hambre a la contracepción.
  50. Las matemáticas poseen no sólo la verdad, sino la suprema belleza, una belleza fría y austera, como la de una escultura.
  51. Las personas lunáticas oyen voces que no pueden oír otras gentes; y en vez de considerar que poseen un oído anormalmente agudizado, se les encierra.
  52. Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar.
  53. Lo que se necesita no es la voluntad de creer, sino el deseo de averiguar, que es exactamente lo contrario.
  54. Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer imposible lo posible.
  55. Los educadores, más que cualquier otra clase de profesionales, son los guardianes de la civilización.
  56. Los hombres tienden a tomar las creencias que revisten sus pasiones.
  57. Los más ilustrados de entre los griegos sostenían que la esclavitud era justificable siempre que los amos fueran griegos y los esclavos bárbaros, pero el caso opuesto era contrario a la naturaleza.
  58. Los moralistas puritanos han insistido siempre en la importancia de la voluntad en los tiempos modernos, aunque en un principio insistían más aún en la fe. Es posible que la época del puritanismo engendrara una raza en la que la voluntad se había desarrollado en exceso mientras los sentidos y el intelecto quedaban subalimentados, y que dicha raza adoptara la filosofía de la competencia por ser la más adecuada a su carácter. Sea como fuere, el prodigioso éxito de estos modernos dinosaurios que, como sus prototipos prehistóricos, prefieren el poder a la inteligencia, está dando lugar a que todos los imiten: se han convertido en el modelo del hombre blanco en todas partes, y lo más probable es que esto se siga acentuando durante los próximos cien años.
  59. Me opongo a toda superstición, sea musulmana, cristiana, judía o budista.
  60. Me parece fundamentalmente, deshonesto y dañino para la integridad intelectual creer en algo sólo porque te beneficia y no porque pienses que es verdad.
  61. Muchas personas preferirían morirse antes que pensar; en realidad eso es lo que hacen.
  62. Nadie debería creerse perfecto, ni preocuparse demasiado por el hecho de no serlo.
  63. Nadie se preocupa por lo que va a ocurrir dentro de millones de años. Aunque crean que se están preocupando por ello, en realidad se engañan a sí mismos. Se preocupan por cosas mucho más mundanas aunque sólo sea una mala
  64. Napoleón envidiaba a César, César envidiaba a Alejandro y Alejandro, me atrevería a decir, envidiaba a Hércules, que nunca existió.
  65. No importa lo elocuente que ladre un perro; nunca podrá decirte que sus padres fueron pobres pero no honestos.
  66. No sientas envidia de la felicidad de los que viven en el paraíso de los necios, pues sólo un necio pensará que eso es la felicidad.
  67. No temas ser excéntrico en opinión, porque toda opinión aceptada hoy fue una vez excéntrica.
  68. Nunca ha estado del todo claro si el secreto de la felicidad consiste en no ser completamente imbécil o en serlo.
  69. Para llevar una vida feliz es esencial una cierta capacidad de tolerancia al aburrimiento. La vida de los grandes hombres sólo ha sido emocionante durante unos pocos minutos trascendentales. Una generación que no soporta el aburrimiento será una generación de hombres de escasa valía.
  70. Quiero decir, con toda seriedad, que la fe en las virtudes del trabajo está haciendo mucho daño en el mundo moderno, y que el camino hacia la felicidad y la prosperidad pasa por una reducción organizada de aquél.
  71. Rousseau estaba loco, pero fue muy influyente; Hume era cuerdo, pero no tuvo seguidores.
  72. Se dirá que el placer de la aventura mental es raro, que pocos pueden apreciarlo y que la educación ordinaria no tiene en cuenta un bien tan aristocrático. Yo no lo creo. El placer de la aventura mental es mucho más común en el joven que en los hombres y mujeres mayores… Es raro en la vida adulta porque se hace todo lo posible por matarlo mientras dura la educación.
  73. Ser optimista o pesimista es cuestión de temperamento, no de razones.
  74. Si algo es verdad, es verdad y si no lo es, no lo es, si es verdad debes creerlo y si no, no debes creerlo; y bueno, si no sabes si es verdad o no, deberías posponer tu opinión.
  75. Si existiese en el mundo de hoy un número tan grande de gente que deseara su propia felicidad más de lo que desean la infelicidad del resto, tendríamos el paraíso en unos pocos años
  76. Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos.
  77. Tres pasiones, simples pero abrumadoramente fuertes, han gobernado mi vida: el anhelo de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad
  78. Una buena vida es aquella inspirada por el amor y guiada por la inteligencia.
  79. Una educación destinada a eliminar el miedo no es difícil de crear. Sólo se necesita tratar amablemente al niño, colocarlo en un medio donde la iniciativa sea posible sin resultados desastrosos, y librarlo del contacto con los adultos que tienen miedos irracionales, ya sea de la oscuridad, de los ratones o de la revolución social. Tampoco se debe castigar excesivamente a un niño, mimarlo mucho o hacerle reproches exagerados. El librar del odio a unos niños es un asunto más complicado. Las situaciones que despiertan envidia tienen que ser cuidadosamente evitadas mediante una justicia escrupulosa y exacta, como entre distintos niños. Un niño tiene que sentirse objeto del cariño de al menos parte de los adultos con quienes trata, y no debe ser frustrado en sus actividades y curiosidades naturales, excepto cuando su vida o su salud corran peligro.
  80. Una vida entre los libros posee una calma y una paz muy grandes. Si bien es cierto que nos sentimos abrumados por un hambre terrible de algo menos tenue, nos ahorramos el remordimiento y el horror y la tortura y el enloquecedor veneno del arrepentimiento.
  81. Uno de los aspectos más dolorosos de nuestros tiempos es que los estúpidos están muy seguros de sí mismos mientras los inteligentes están llenos de dudas
  82. Uno de los defectos de la educación superior moderna es que hace demasiado énfasis en el aprendizaje de ciertas especialidades, y demasiado poco en un ensanchamiento de la mente y el corazón por medio de un análisis imparcial del mundo.
  83. Yo estoy tan firmemente convencido de que las religiones hacen daño, como lo estoy de que son falsas.
  84. Yo no nací dichoso. De niño, mi himno favorito era: «Cansado del mundo y con el peso de mis pecados». A los cinco años yo pensaba que si había de vivir setenta no había pasado aún más que la catorceava parte de mi vida vital, y me parecía casi insoportable la enorme cantidad de aburrimiento que me aguardaba. En la adolescencia la vida me era odiosa, y estaba continuamente al borde del suicidio, del cual me libré gracias al deseo de saber más matemáticas. Hoy, por el contrario, gusto de la vida, y casi estoy por decir que cada año que pasa la encuentro más gustosa. Esto es debido, en parte, a haber descubierto cuáles eran las cosas que deseaba más y haber adquirido gradualmente muchas de ellas. En parte es debido también a haberme desprendido, felizmente, de ciertos deseos (la adquisición del conocimiento indudable acerca de algo) como esencialmente inasequibles. Pero en la mayor parte se debe a la preocupación, cada día menor, de mí mismo.

Ultima actualización:  26 de septiembre de 2018

Si te ha sido útil, te ha gustado, resolviste una duda o simplemente satisfecho una curiosidad... ... te digo que me siento satisfecho del trabajo y tiempo dedicado por mi parte. Muchas gracias Solo me queda pedirte el gran favor de a ayudarme a compartir esta página en tus redes sociales para que pueda llegar a más gente interesante. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones que ves aqui abajo de tus redes sociales. ¡Mil gracias!

[Total:1    Promedio:5/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest