La mejor selección de frases celebres de MARCO TULIO CICERON las encontrarás aquí en imágenes y texto.

También tienes un resumen de su vida, biografía, curiosidades, vídeos, libros y películas.

En continua actualización para ofrecerte más y mejor.  

Te dejo con las frases celebres en imágenes tras los datos del autor…

…mapa con sus lugares, las frases también en texto, vídeos y curiosidades, libros, películas etc

¿QUIEN FUE EL AUTOR?

Ciceron fue uno de los mas importantes autores de la Roma clásica.

Destacó como jurista y político. También como filosofo, escritor y orador.

Nombre de Nacimiento:

Marco Tulio Cicerón

Fecha de Nacimiento:

El 3 de enero de 106 a. C.

Fecha de Fallecimiento:

El 7 de diciembre de 43 a. C.  (a los 64 años de edad)

Lugar de Nacimiento:

En Arpino, Italia.

Lugar de Fallecimiento:

En Formia, Italia.

ACCEDE A SU BIOGRAFÍA:

Link a la biografía en de la wikipedia.

 

VÍDEO SOBRE LA VIDA DE CICERÓN:

LUGARES PRINCIPALES DE MARCO TULIO CICERÓN:

Aqui encontraras marcados en el Google Maps las localizaciones mas importantes en la vida del autor, como su lugar de nacimiento, donde vivió o creo sus mejores obras, donde murió y muchas otras más. Navega por el mapa y selecciona los Iconos para saber la ubicación.

Arpino, Frosinone, Italia: Lugar de nacimiento

Formia, Italia: Lugar de fallecimiento.

SUS MEJORES FRASES CÉLEBRES TAMBIÉN EN TEXTO:

  • Si quieres aprender, enseña.
  • ¡Oh tiempos, oh costumbres!
  • ¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar como contigo mismo?
  • ¿Qué otro regalo más grande y mejor se le puede ofrecer a la República que la educación de nuestros jóvenes?
  • A pesar de que ya soy mayor, sigo aprendiendo de mis discípulos.
  • Al embustero no se le da crédito ni siquiera cuando dice la verdad.
  • Aparta un amor viejo con un amor nuevo, como un clavo saca otro clavo.
  • Casi siempre. a las acciones de los malvados las persigue primeramente la sospecha, luego el rumor y la voz pública, la acusación después y, finalmente, la justicia.
  • Ciertamente, la ignorancia de los males venideros nos es más útil que su conocimiento.
  • Comamos, bebamos y gocemos: trás la muerte no habrá ningún placer.
  • Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad.
  • Como un campo, aunque sea fértil, no puede dar frutos si no se cultiva, así le sucede a nuestro espíritu sin el estudio.
  • Con frecuencia bajo un traje sucio se esconde una gran sabiduría.
  • Con la costumbre casi se forma otra naturaleza.
  • Creo que nada hay difícil para el que ama.
  • Cuando aspiras a alcanzar el puesto más alto, recuerda que es honorable la segunda, o tercera posición.
  • Cuando los tambores hablan, las leyes callan.
  • Cuando mejor es uno, tanto más difícilmente llega a sospechar de la maldad de los otros.
  • Cuanto más alto estemos situados, más humildes debemos ser.
  • Cuanto más virtuoso es el hombre, menos acusa de vicios a los demás.
  • Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria.
  • Cuanto mejor es una persona, más difícilmente sospecha de la maldad de los demás.
  • De hombres es equivocarse; de locos persistir en el error.
  • De la arrogancia nace el odio; de la insolencia, la arrogancia.
  • De la misma manera que la fuerza del espíritu supera a la del cuerpo, los sufrimientos espirituales son más intensos que los corporales.
  • Debemos cuidar de que los delitos no sean castigados con más severidad de la que merecen.
  • Dedicarse constantemente a una misma cosa vence con frecuencia al talento y al arte.
  • Dejad que cada cual se entregue a la práctica de aquel oficio que conozca bien.
  • Del hecho de que no todos los enfermos se curan se deduce que la medicina no es un arte.
  • Del templo de la virtud se pasa al templo de la gloria.
  • Donde quiera que se esté bien, allí está la patria.
  • El afán, aun de las cosas muy buenas, debe ser templado y reposado.
  • El amor es el deseo de obtener la amistad de una persona que nos atrae por su belleza.
  • El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretenda hacerse superior a las leyes.
  • El corazón del hombre es el que debe hacerse rico, no sus arcas.
  • El cultivo de la memoria es tan necesario como el alimento para el cuerpo.
  • El curso de la vida es breve; el de la gloria, eterno.
  • El derecho exagerado es extremadamente injusto.
  • El dinero es el nervio de la guerra.
  • El dolor, si grave, es breve; si largo, es leve.
  • El don más noble y excelente que el cielo ha concedido al hombre es la razón, y entre todos los enemigos con los que la razón tiene que luchar, el placer es el más importante.
  • El egoísta se ama a sí mismo sin rivales.
  • El espíritu recto se regocija con el bien y sufre con el mal.
  • El estudio y la contemplación de la naturaleza es el natural alimento de la inteligencia y del corazón.
  • El gobernante de un pueblo no hallará medio más fácil para conquistar su simpatía que una vida austera y morigerada.
  • El hábito es casi una segunda naturaleza.
  • El hambre es el condimento de la comida.
  • El hombre condena cuando no entiende.
  • El hombre no tiene enemigo peor que él mismo.
  • El médico competente, antes de dar una medicina a su paciente, se familiariza no sólo con la enfermedad que desea curar, sino también con lo hábitos y la constitución del enfermo.
  • El no ser codicioso es ser rico, y el no tener la manía de comprar es una renta.
  • El peor jefe que nos puede tocar, es un mal hábito.
  • El primer vínculo de la sociedad es el matrimonio; el siguiente, los hijos, y después, la familia.
  • El propósito de la justicia es dar a cada quien lo debido.
  • El que enseña el camino al que va errado, luz en su luz le enciende y a él le alumbra habiéndola comunicado.
  • El que no tiene en la vida otra cosa más agradable que la vida, puede pasarla virtuosamente.
  • El que seduce a un juez con el prestigio de su elocuencia, es más culpable que el que le corrompe con dinero.
  • El que sufre tiene memoria.
  • El recuerdo del mal pasado es alegre.
  • El rostro es el espejo del alma, y los ojos, sus delatores.
  • El testimonio de mi conciencia es para mí de mayor precio que todos los discursos de los hombres.
  • El tiempo borra las opciones, pero confirma el juicio de la Naturaleza.
  • El tiempo es una cierta parte de la eternidad.
  • El trabajo nos conduce contra el dolor.
  • El viejo no puede hacer lo que hace un joven; pero lo que hace es mejor.
  • En cuanto a la adversidad, difícilmente la soportarías si no tuvieras un amigo que sufriese por ti más que tu mismo.
  • En las discordias civiles, como los buenos valen más que los muchos, propongo pesar a los ciudadanos mejor que contarlos.
  • En las horas de peligro es cuando la patria conoce el quilate de sus hijos.
  • En muchas cosas la mediocridad es excelente.
  • Es bueno acostumbrarse a la fatiga y a la carrera, pero no hay que forzar la marcha.
  • Es de tontos ver los vicios de los demás y olvidar los propios.
  • Es el azar, no la prudencia, quien rige la vida.
  • Es la propia naturaleza la que nos impulsa a amar a los que nos han dado la vida.
  • Es preferible ser viejo menos tiempo que serlo antes de la vejez.
  • Es un hombre elocuente el que puede tratar los temas de carácter humilde con delicadeza; las cosas grandes, de manera impresionante, y las cosas moderadas, con templanza.
  • Esperemos lo que deseamos, pero soportemos lo que acontezca.
  • Estar contentos con lo que poseemos es la más segura y mejor de las riquezas.
  • Este es el primer precepto de la amistad; pedir a los amigos sólo lo honesto, y hacer por ellos sólo lo honesto.
  • Estemos siempre a punto para contradecir sin obstinación y dejarnos contradecir sin irritación.
  • Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.
  • Fuerte es el peso de la propia conciencia.
  • Gran descanso es estar libre de culpa.
  • Hablo, pero no puedo afirmar nada; buscaré siempre, dudaré con frecuencia y desconfiaré de mí mismo.
  • Hacer depender la justicia de las convenciones humanas es destruir la moral.
  • Hay dos clases de belleza, el encanto y la dignidad. El encanto es la cualidad de la mujer; la dignidad, del hombre.
  • Hay dos clases de bromas: una incivil, petulante, malévola, obscena; otra elegante, cortés, ingeniosa y jovial.
  • Hay enfermedades del alma más perniciosas que las del cuerpo.
  • Hay que atender no sólo a lo que cada cual dice, sino a lo que siente y al motivo porque lo siente.
  • Hay que comer para vivir, no vivir para comer.
  • Haz aquello que sea lo mejor que haya que hacer.
  • Instruirse; instruirse siempre. Este es el verdadero alimento del alma.
  • La amistad brilla más entre los iguales.
  • La amistad comienza donde termina o cuando concluye el interés.
  • La amistad es pedir a los amigos hacer cosas honestas, y solo cosas honestas hacer por ellos.
  • La amistad es un perfecto acuerdo sobre las cosas divinas y humanas junto con un sentimiento recíproco de benevolencia y afección.
  • La aspiración democrática no es una simple fase reciente de la historia humana. Es la historia humana.
  • La cara es el espejo del alma, y los ojos son sus intérpretes.
  • La ciencia que se aparte de la justicia más que ciencia debe llamarse astucia.
  • La confidencia corrompe la amistad; el mucho contacto la consume; el respeto la conserva.
  • La enemistad es una ira que busca la ocasión de poder vengarse.
  • La esclavitud es la sujeción de un espíritu débil y cobarde que no es dueño de su voluntad.
  • La evidencia es la más decisiva demostración.
  • La extremada rectitud es la mayor injusticia.
  • La falsedad está tan cercana a la verdad que el hombre prudente no debe situarse en terreno resbaladizo.
  • La filosofía es el cultivo de las facultades mentales. Desarraiga nuestros vicios y prepara el espíritu para recibir la semilla adecuada.
  • La Filosofía es la verdad medicina del alma.
  • La Filosofía tiene por objeto la enseñanza de la virtud, el deber y la vida recta.
  • La Filosofía, si se quiere definir bien, no es más que el deseo de sabiduría.
  • La frugalidad compromete todas las demás virtudes.
  • La fuerza es el derecho de las bestias.
  • La gratitud no es solo la mayor de las virtudes, sino la madre de todas las demás.
  • La honradez es siempre digna de elogio, aún cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho.
  • La ignorancia del bien y del mal es lo que más perturba la vida humana.
  • La justicia es absolutamente nula si no se encuentra en la naturaleza.
  • La justicia es reina y señora de todas las virtudes.
  • La justicia no espera ningún premio. Se la acepta por ella misma. Y de igual manera son todas las virtudes.
  • La ley es la razón suma enclavada en la naturaleza, y que ordena lo que debe hacerse y prohíbe lo contrario.
  • La ley suprema es el bien del pueblo.
  • La libertad no consiste en tener un buen amo, sino en no tenerlo.
  • La libertad sólo reside en los estados en los que el pueblo tiene el poder supremo.
  • La muchedumbre es juez despreciable.
  • La naturaleza ha puesto en nuestras mentes un insaciable deseo de ver la verdad.
  • La naturaleza nos ha dotado con un incansable deseo de ver la verdad en nuestras mentes.
  • La necedad es la madre de todos los males.
  • La observación de la naturaleza y la meditación han generado el arte.
  • La pérdida de nuestras fuerzas es debida más bien a los vicios de la juventud, que a los estragos de los años.
  • La razón es reina y señora de todas las cosas.
  • La religión no se suprime suprimiendo la superstición.
  • La renta es más segura que la economía: la economía es hija del orden y de la asiduidad.
  • La sola idea de que una cosa cruel pueda ser útil es ya de por sí inmoral.
  • La temeridad acompaña a la juventud, como acompaña la prudencia a la vejez.
  • La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.
  • La verdadera gloria echa raíces y se expande; las vanas pretensiones caen al suelo como las flores. Lo falso no dura mucho.
  • La victoria es por naturaleza insolente y arrogante.
  • La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos.
  • La vida feliz y dichosa es el único objeto de toda filosofía.
  • La vida no es nada sin amistad.
  • La virtud encuentra su recompensa en sí misma.
  • La virtud es la perfección de la naturaleza.
  • Las enemistades ocultas y silenciosas, son peores que las abiertas y declaradas.
  • Los apetitos del estómago y del paladar, lejos de disminuir a medida que los hombres envejecen, van en aumento con la edad.
  • Los deseos deben obedecer a la razón.
  • Los deseos del joven muestran las futuras virtudes del hombre.
  • Los hombres pueden hacer bueno lo que es malo y malo lo que bueno.
  • Los hombres sabios nos han enseñado que no sólo hay que elegir entre los males el menor, sino también sacar de ellos todo el bien que puedan contener.
  • Los hombres se asemejan a los Dioses cuando hacen el bien a la humanidad.
  • Los hombres son como los vinos: la edad agria los malos y mejora los buenos.
  • Los poetas nacen, los oradores se hacen.
  • Mi conciencia tiene en mí más peso que la opinión de todo el mundo.
  • Mis libros siempre están a mi disposición, nunca están ocupados.
  • Nada corre tanto como la calumnia, nada se lanza con más facilidad, se acoge con más presteza y se difunde tan ampliamente.
  • Nada hay más injusto que buscar premio en la justicia.
  • Nada más opuesto a la justicia que la violencia.
  • Nada perturba tanto la vida humana como la ignorancia del bien y el mal.
  • Nada resulta más atractivo en un hombre que su cortesía, su paciencia y su tolerancia.
  • Nadie debe obedecer a aquel que no merece mandar.
  • Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro.
  • Ningún hombre debería tratar de obtener beneficio a costa de la ignorancia de otra persona.
  • Ningún hombre es tan viejo que no crea que no puede vivir otro año.
  • Ningún hombre ha llegado a ser grande sin un toque de divina inspiración.
  • Ningún hombre puede ignorar que tiene que morir, ni debe estar seguro de que ello no pueda ocurrir en este mismo día.
  • No basta tener la virtud y no hacer uso de ella; es como tener un arte y no ejercitarlo.
  • No considero libre a quien no tiene algunas veces sus ratos de ocio.
  • No es otra cosa la amistad que un sumo consentimiento en las cosas divinas y humanas con amor y benevolencia.
  • No existe fortaleza alguna, por más defendida que esta esté, que no pueda conquistarse con dinero.
  • No existe ninguna justicia si a cada uno no le está permitido poseer lo suyo.
  • No hay afirmación tan absurda que un filósofo no sea capaz de hacer.
  • No hay cosa que los humanos traten de conservar tanto, ni que administren tan mal, como su propia vida.
  • No hay deber más necesario que el de dar las gracias.
  • No hay fase en la vida, pública o privada, libre de deberes.
  • No hay hombre de nación alguna que, habiendo tomado a la naturaleza por guía, no pueda llegar a la verdad.
  • No hay nada hecho por la mano del hombre que tarde o temprano el tiempo no destruya.
  • No hay nada más necio que una risa necia.
  • No hay nada tan increíble que la oratoria no pueda volverlo aceptable.
  • No hemos nacido solamente para nosotros.
  • No me avergüenza confesar la ignorancia de lo que no sé.
  • No preocuparse en absoluto de lo que la gente opina de uno mismo, no sólo es arrogancia, sino también desvergüenza.
  • No saber lo que ha ocurrido antes de nosotros es como seguir siendo niños.
  • No sé si con la excepción de la sabiduría, los dioses han otorgado al hombre alguna cosa mejor que la amistad.
  • No solamente es ciega la fortuna, sino que de ordinario vuelve también ciegos a aquellos a quienes acaricia.
  • No todo error debe calificarse de necedad.
  • Nunca ofendas a un amigo, ni siquiera en broma.
  • O sabes que nada sabes, o lo ignoras. Si lo ignoras, no puedes afirmarlo. Si lo sabes, algo sabes.
  • Obra muy mal quien trata de obtener con el dinero lo que debe obtener con la virtud.
  • Para el hombre sabio vivir es pensar.
  • Para ser libres hay que ser esclavos de la ley.
  • Para vivir como es debido, el breve tiempo de la vida resulta bastante largo.
  • Pensar es como vivir dos veces.
  • Por conservar la libertad, la muerte, que es el último de los males, no debe temerse.
  • Por la costumbre se forma casi otra naturaleza.
  • Preferiría la paz más injusta a la más justa de las guerras.
  • Puesto que no nos es permitido vivir mucho, debemos por lo menos hacer algo para demostrar que hemos vivido.
  • Que animal tan feo es el mono y cuanto se nos parece.
  • Que cada uno practique el arte que conoce.
  • Quita su mejor ornato a la amistad quien de ella suprime la vergüenza.
  • Recuerdo lo que no quisiera, y no puedo olvidar lo que quisiera.
  • Se debe empezar pronto a ser viejo si se quiere serlo mucho tiempo.
  • Se fue, partió, corrió, escapó.
  • Seamos esclavos de las leyes para poder vivir en libertad.
  • Si cerca de tu biblioteca tienes un jardín, no te faltará nada.
  • Si hacemos el bien por interés, seremos astutos, pero nunca buenos.
  • Si ignoras lo que ocurrió antes de que tú nacieras, siempre serás un niño.
  • Si queremos gozar la paz, debemos velar bien las armas; si deponemos las armas no tendremos jamás paz.
  • Si quieres destruir la avaricia, debes destruir el lujo, que es su padre.
  • Siempre la mala paz es mejor que la mejor guerra.
  • Somos más sinceros cuando estamos iracundos que cuando estamos tranquilos.
  • Tiempos duros exigen medidas duras.
  • Tocar el cielo con el dedo.
  • Todas las acciones cumplidas sin ostentación y sin testigos me parecen más loables.
  • Todas las obras de la naturaleza deben ser tenidas por buenas.
  • Todo aquello que siente, conoce, quiere y tiene la facultad de desarrollarse es celestial y divino, y por esta razón tiene que ser inmortal.
  • Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma.
  • Una cosa es saber y otra es saber enseñar.
  • Una muerte honrosa puede glorificar aun una vida innoble.
  • Una vida feliz consiste en tener tranquilidad de espíritu.
  • Vivir es pensar…eso pienso.
  • Preferiría la paz más injusta a la más justa de las guerras.
  • Las leyes son silenciosas en tiempos de guerras.
  • Si ha de hacerse la guerra, hágase únicamente con la mira de obtener la paz.

ESTO NO TERMINA AQUÍ….

NO DEJES DE VER LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS:

CONFUCIO FRASES CÉLEBRES DEL PENSADOR CLÁSICO CHINO
FRASES CORTAS: PORQUE EL TAMAÑO NO LO ES TODO.
ARISTÓTELES FRASES CÉLEBRES.
FRASES CELEBRES DE LA MADRE TERESA DE CALCUTA
FRASES DE LA VIDA: PARA MEJORARLA, ENTENDERLA Y DISFRUTARLA.

Si te ha sido útil, te ha gustado, resolviste una duda o simplemente satisfecho una curiosidad… … te digo que me siento satisfecho del trabajo y tiempo dedicado por mi parte. Muchas gracias Solo me queda pedirte el gran favor de a ayudarme a compartir esta página en tus redes sociales para que pueda llegar a más gente interesante. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones que ves aquí abajo de tus redes sociales. ¡Mil gracias por compartir!

[Total:9    Promedio:4.8/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest