frases cortas

 

La mejor selección de frases célebres de Fiódor Dostoievski.

 Frases de amor, frases de vida, de reflexión y muchas más encontrarás aquí de este autor ruso en imágenes y texto.

No son todas las que son, que se van incorporando poco a poco…  para que las disfrutes.

¡Vuelve pronto para ver más!

 

¿QUIEN FUE DOSTOIEVSKI?

Por ser uno de los más grandes escritores de la literatura universal.

Escritor en la Rusia del siglo XIX, en la epoca zarista, mezcla en sus escritos la psicología humana con el mundo político y social de su época.

Nombre de Nacimiento:

Fëdor Mihajlovič Dostoevskij

Fecha de Nacimiento:

11 de noviembre de 1821

Fecha de Fallecimiento:


9 de febrero de 1881

Lugar de Nacimiento:

Moscú, Rusia.

Lugar de Fallecimiento:

San Petersburgo, Rusia

BIOGRAFIA:

En construcción al estilo saber frases. Mientras te dejo un par de ejemplo como Copernico o Teresa de Calcuta.

Mientras tanto te dejo con la biografía de la wikipedia:

 

 

 

MAS FRASES DE  DOSTOYEVSKI:

Las tienes en imagen para poder usar indicando la autoria de saberfrases.com o en texto para una rapida lectura.

FRASES EN IMAGENES:

LAS MEJORES FRASES TAMBIÉN EN TEXTO:

TAMBIEN TIENES AQUI LAS FRASES EN SOLO TEXTO
  • Los libros son mi aliento, mi vida y mi futuro.
  • No emprendas nada en serio en un arrebato.
  • No se puede callar cuando se siente.
  • Pero contemplar, después de todo, no es amar.
  • Pero por algo soy novelista y puedo imaginar.
  • Si Dios ha muerto, todo está permitido.
  • Sufrir y llorar significa vivir.
  • También los sueños se sobreviven.
  • Vivir sin esperanzas es dejar de vivir.
  • Es al separarse cuando se siente y se comprende la fuerza con que se ama.
  • ¡Cuán bueno hace al hombre la dicha! Parece que uno quisiera dar su corazón, su alegría. ¡Y la alegría es contagiosa!
  • Hay gentes a quienes damos las gracias sólo por haberse atravesado en nuestro camino.
  • Ojalá el corazón se mantenga joven durante mucho tiempo.
  • ¿Como puede la del hombre conquistar la libertad absoluta sino arrojándose a través de un muro?
  • ¿Cuándo en el curso de estos miles de años un hombre ha actuado en consecuencia de sus propios intereses?
  • ¿O fue creado para estar siquiera un momento en las cercanías de tu corazón?
  • ¿O has olvidado que la tranquilidad y hasta la muerte son para el hombre preferibles a la libre elección en el conocimiento del bien y del mal?
  • ¿Quién sabe si quizá todo el amor mío no fue más que un engaño de los sentidos, de la fantasía?
  • ¿Tengo yo la culpa de no poder soportar ahora un día de duda?
  • ¿Y ya con que voy a soñar, cuando he sido tan feliz despierto?
  • A veces conviene soñar.
  • Acaba uno por agotarse y siente que esa inagotable fantasía se agota con el esfuerzo constante por avivarla.
  • Al hombre le gusta ver a su amigo humillado ante él; para la mayoría la amistad está basada en la humillación.
  • Amar significaba tiranizar y dominar… El amor es una lucha que empieza con odio y termina con el sometimiento del objeto amado.
  • Amigos míos, Dios me es necesario, porque es el único ser que puede amar eternamente.
  • Amigos míos, pedid a Dios la alegría. Sed alegres como los niños, como los pájaros del cielo.
  • Amo a la humanidad, pero, para sorpresa mía, cuanto más quiero a la humanidad en general, menos cariño me inspiran las personas en particular.
  • Aunque pueda parecer que escribo para el ojo de un lector, lo aparento, hallo simplemente que esta manera de escribir es más fácil.
  • Claro que las hormigas son distintas. Tienen una obra de ingeniería maravillosa y perdurable en la cual trabajar: el hormiguero.
  • Con su propio rincón, junto a un ser querido que le escucha como usted me escucha ahora, ángel mío, con la boca y los ojos abiertos en una noche de invierno.
  • Con un dolor de corazón en que se mezclan la angustia y la dulzura.
  • Creo en la vida eterna en este mundo, hay momentos en que el tiempo se detiene de repente para dar lugar a la eternidad.
  • Cuando digo que mira, miento. No mira, sino que contempla distraídamente. De modo que quizá sólo fugazmente, casi sin querer, puede ocuparse de lo que le rodea.
  • Cuando reconozco a un hermano en mi prójimo, sólo entonces soy hombre.
  • Demasiados enigmas pesan sobre el hombre en este mundo.
  • Después de un fracaso, los planes mejor elaborados parecen absurdos.
  • Donde no hay amor, tampoco hay razón.
  • El castillo de sus ilusiones se ha venido sin estrépito, sin dejar rastro, se ha esfumado como un sueño; y él ni siquiera se percata de que ha estado soñando.
  • El deseo es una manifestación de toda la vida humana, y aunque en esta manifestación nuestra vida revela a menudo toda su miseria, sigue siendo vida.
  • El grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos.
  • El hombre con dinero es hombre en todos los sitios.
  • El hombre debe ganar su felicidad mediante el sufrimiento: es la ley de la tierra.
  • El hombre inventa a Dios con la finalidad de vivir sin matarse. En esto consiste la historia del mundo desde sus orígenes hasta nuestros días.
  • El hombre teme la muerte porque ama la vida.
  • El hombre todo lo hace con algún designio.
  • El secreto de la existencia humana no sólo está en vivir, sino también en saber para qué se vive.
  • El verdadero dolor, el que nos hace sufrir profundamente, hace a veces serio y constante hasta al hombre irreflexivo.
  • En definitiva ¿cuál es el tema del que mas le gusta hablar a una persona honrada? De sí mismo, por supuesto.
  • En dos segundos me ha hecho usted feliz para siempre.
  • En esa otra vida hay una mezcla de algo puramente fantástico, ardientemente ideal, y de algo terriblemente ordinario.
  • En ese instante sentí una horrible tristeza y, sin embargo, algo así como un brote de risa empezó a cosquillearme el alma.
  • En nuestro planeta sólo podemos amar sufriendo y a través del dolor. No sabemos amar de otro modo ni conocemos otra clase de amor.
  • En toda mi vida he visto a un hombre más tímido; es tímido hasta la estupidez, y él lo sabe, naturalmente, porque de estúpido no tiene nada.
  • En vano escarba el soñador en sus viejos sueños, como si fueran ceniza en la que busca algún rescoldo para reavivar la fantasía.
  • Enamorarse no es amar. Puede uno estar enamorado y odiar a la persona de quien lo está.
  • Es claro que mis bromas son de muy mal gusto, impropias y confusas; revelan mi inseguridad… ¿Como puede respetarse a un hombre con mi lucidez de percepción?
  • Es culpa mía, culpa mía personal, si el mundo va mal.
  • Es igual que me perdones o no, toda la vida serás en mi alma una llaga, y yo en la tuya: así debe ser.
  • Es la incertidumbre lo que le encanta a uno, todo se hace maravilloso en la bruma.
  • Es la muerte del salvador, lo que salva.
  • Es mejor el hombre que confiesa francamente su ignorancia, que quien finge con hipocresía.
  • Es muy fácil vivir aparentando ser tonto. De haberlo sabido antes me habría declarado idiota desde mi juventud, y puede que a estas fechas hasta fuera más inteligente.
  • Es posible que el objetivo de la vida del hombre sobre la tierra consista precisamente en esforzarse en forma constante por alcanzar una meta.
  • Fácilmente se contraen hábitos de lujo y difícil se hace después prescindir de ellos, cuando se han convertido en necesidad
    Hasta la misma fantasía tiene sus límites.
  • Hay otras cosas que no se revelan ni siquiera a sus amigos sino sólo para los adentros.
  • Hay que querer hasta el extremo de alcanzar el fin; todo lo demás son insignificancias.
  • Hay una sola idea superior en la tierra: la de la inmortalidad del alma humana. Todas las demás ideas de las que puede vivir el hombre surgen de ella.
  • Hermanos, no temáis al pecado de los hombres; amad al hombre aún en su pecado, pues un tal amor asemejase a Dios.
  • Inopinadamente la casualidad vino en mi ayuda.
  • La conciencia pertenece a un orden mucho más elevado que dos más dos. Es claro que después de dos más dos, no nos quedará ya nada sobre lo que obrar ni nada que descubrir.
  • La desgracia destroza el carácter del hombre. Pero la maldad le hace más desgraciado. Muchos son desgraciados sólo porque son malos.
  • La iniciativa debe partir de los hombres de talento.
  • La miré fugazmente. Todos los días sueño que por fin voy a encontrar a alguien. ¡Si supiera usted cuantas veces he estado enamorado de esa manera!
  • La mujer, sólo el diablo sabe lo que es; yo no lo sé en absoluto.
  • La pobreza y la miseria forman al artista.
  • La razón es sólo la razón y satisface únicamente la capacidad del hombre de razonar, mientras que el deseo es la manifestación de toda la vida humana.
  • La verdadera seguridad se halla más bien en la solidaridad que en el esfuerzo individual aislado.
  • La vergüenza, el amor, el orgullo, todo hablaba en mí al mismo tiempo.
  • La vida de toda mujer, a pesar de lo que ella diga, no es más que un continuo deseo de encontrar a quien someterse.
  • La vida es un paraíso, pero los hombres no lo saben ni se preocupan de saberlo.
  • Las quejas representan el placer del que sufre, pues si no gozara no gemiría.
  • Los hombres aman los razonamientos abstractos y las sistematizaciones bien elaboradas, al punto de que no les molesta deformar la verdad.
  • Me pregunto: ¿qué es el infierno? Y sostengo que es el tormento de la imposibilidad de amar.
  • Nada hay tan difícil como la franqueza, ni nada tan fácil como la adulación.
  • No busques premio, porque tú tienes una gran recompensa en esta tierra: tu alegría espiritual, que sólo el justo puede gozar.
  • No hay preocupación más constante y dolorosa para el hombre que la de, sin dejar de ser libre, encontrar cuanto antes aquello a que lo debe adorar.
  • No se sabe el camino por el cual llega a conocer la verdad un hombre celoso.
  • Para la mujer, toda reforma, toda salvación de cualquier clase de ruina y toda renovación moral, está en el amor.
  • Pero enamorarse no significa amar. Uno puede enamorarse sin dejar de odiar. ¡Tenlo presente!
  • Pero ya sabe usted que quien ama no recuerda largo tiempo el agravio.
  • Pues cuando el deseo se combina con la razón, en lugar de desear, razonamos. En ese supuesto, resultará paradójico conservar la razón y desear algo insensato, es decir, nocivo.
  • Quien ama los hombres, ama también su alegría.
  • Se me figura que hasta ahora me ha mirado como aquella emperatriz de la antigüedad que se desnudaba delante de su esclavo, pues no veía en él a una persona.
  • Se sufre de dos clases de celos: los del amor y los del amor propio.
  • Si Dios no existe…todo está permitido; y si todo está permitido la vida es imposible.
  • Si el juez fuera justo, quizás el criminal no sería culpable.
  • Si hay amor puede prescindirse de la felicidad. La vida es buena, inclusive con penas.
  • Si podemos formularnos la pregunta: ¿soy o no soy responsable de mis actos?, significa que sí lo somos.
  • Si quieres ser respetado por los demás, lo mejor es respetarte a ti mismo. Sólo por eso, sólo por el propio respeto que te tengas inspirarás a los otros a respetarte.
  • Siempre se tiene una historia ¿Ha vivido usted sin historia? ¿Cómo se explica eso?
  • Sin una idea superior no pueden subsistir ni un hombre ni una nación.
  • Sólo por el respeto de sí mismo se logra el respeto de los demás.
  • Sólo temo una cosa: no ser digno de mis sufrimientos.
  • Un corazón generoso puede amar por compasión.
  • Un hombre siempre y en todas partes, elige actuar como se le antoja y no como le dicen la razón y sus intereses; puesto que es muy probable que sienta deseos de actuar contra sus intereses.
  • Un momento de dicha, ¿no es bastante para una vida entera?
  • Un ser que se acostumbra a todo; tal parece la mejor definición que puedo hacer del hombre.
  • Una enorme masa de gente no está sobre la tierra sino para dar a luz, tras largos y misteriosos cruzamientos de razas, un hombre que, entre mil, posea alguna independencia.
  • Yo no puedo callar cuando el corazón me da gritos.

LUGARES PRINCIPALES DEL AUTOR:

Aqui encontraras marcados en el Google Maps las localizaciones mas importantes en la vida del autor, como su lugar de nacimiento, donde vivió o creo sus mejores obras, donde murió y muchas otras más.

 

Navega por el mapa y selecciona los Iconos para saber la ubicación.

Moscú, Rusia: Lugar de nacimiento.

San Petersburgo, Rusia: Lugar de fallecimiento.

¡Se te ha gustado comparte en redes sociales!

[Total:3    Promedio:4.7/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest