La mejor selecciĂłn de frases celebres de Quevedo las encontrarĂĄs aquĂ­ en imĂĄgenes y texto.

También tienes un resumen de su vida, biografía, curiosidades, vídeos, libros y películas.

En continua actualización para ofrecerte mås y mejor.  

Te dejo con las frases celebres en imĂĄgenes tras los datos del autor…

…mapa con sus lugares, las frases tambiĂ©n en texto, vĂ­deos y curiosidades, libros, pelĂ­culas etc

FRASES CELEBRES DE FRANCISCO DE QUEVEDO:

Que vas a encontrar aqui:

ÂżQUIEN FUE QUEVEDO?

Don Francisco es una de los autores mas celebres y reconocidos de la literatura española y principal autor de conocido Siglo de Oro de las letras junto a Gongora.

Escribió obras de poesía, pero también narrativa y dramåticas.

Nombre de Nacimiento:

Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibåñez Cevallos

Fecha de Nacimiento:

El 14 de septiembre de 1580

Fecha de Fallecimiento:

El 8 de septiembre de 1645 (a los 64 años de edad)

Lugar de Nacimiento:

En Madrid, España.

Lugar de Fallecimiento:

En Villanueva de los Infantes, Ciudad Real, España

AQUÍ ESTÁN SELECCIONADAS

LAS MEJORES FRASES

DE QUEVEDO:

LOS LUGARES PRINCIPALES EN LA VIDA DE QUEVEDO:

Aqui encontraras marcados en el Google Maps las localizaciones mas importantes en la vida del autor, como su lugar de nacimiento, donde viviĂł o creo sus mejores obras, donde muriĂł y muchas otras mĂĄs. Navega por el mapa y selecciona los Iconos para saber la ubicaciĂłn.

Madrid, España: Lugar de nacimiento

Villanueva de los Infantes, Ciudad. Real, España: Lugar de fallecimiento

ESTO NO TERMINA AQUÍ….

NO DEJES DE VER LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS:

GEORGE ORWELL FRASES CÉLEBRES.
FRASES CORTAS: PORQUE EL TAMAÑO NO LO ES TODO.
Woody Allen frases celebres.
FRASES CELEBRES DE LA MADRE TERESA DE CALCUTA
FRASES DE LA VIDA: PARA MEJORARLA, ENTENDERLA Y DISFRUTARLA.

NO DEJES DE VER LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS:

LAS MEJORES FRASES CÉLEBRES DE FRANCISCO DE QUEVEDO TAMBIÉN EN TEXTO:

  • El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor.
  • Los que de corazĂłn se quieren sĂłlo con el corazĂłn se hablan.
  • Apocarse es virtud, poder y humildad; dejarse apocar es vileza y delito.
  • Aquel hombre que pierde la honra por el negocio, pierde el negocio y la honra.
  • Bien acierta quien sospecha que siempre yerra.
  • Bien puede haber puñalada sin lisonja, mas pocas veces hay lisonja sin puñalada.
  • Donde hay poca justicia es un peligro tener razĂłn.
  • El agradecimiento es la parte principal de un hombre de bien.
  • El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen.
  • El amor a la patria siempre daña a la persona.
  • El amor es fe y no ciencia.
  • El amor es la Ășltima filosofĂ­a de la tierra y del cielo.
  • El ĂĄnimo que piensa en lo que puede temer, empieza a temer en lo que puede pensar.
  • El consejo del escarmiento las mĂĄs de las veces llega tarde.
  • El consejo, bueno es; pero creo que es de las medicinas que menos se gastan y se gustan.
  • El exceso es el veneno de la razĂłn.
  • El general ha de ser considerado, y el soldado obediente.
  • El mayor despeñadero, la confianza.
  • El ocio es la pĂ©rdida del salario.
  • El que quiere de esta vida todas las cosas a su gusto, tendrĂĄ muchos disgustos.
  • El rico come; el pobre se alimenta.
  • El temor empieza toda sabidurĂ­a, y quien no tiene temor, no puede saber.
  • Hay libros cortos que, para entenderlos como se merecen, se necesita una vida muy larga.
  • La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.
  • La guerra es de por vida en los hombres, porque es guerra la vida, y vivir y militar es una misma cosa.
  • La hipocresĂ­a exterior, siendo pecado en lo moral, es grande virtud polĂ­tica.
  • La justicia es una constante y perpetĂșa voluntad de dar a cada uno lo que le toca.
  • La posesiĂłn de la salud es como la de la hacienda, que se goza gastĂĄndola, y si no se gasta, no se goza.
  • La soberbia nunca baja de donde sube, porque siempre cae de donde subiĂł.
  • Las palabras son como monedas, que una vale por muchas como muchas no valen por una.
  • Lo mucho se vuelve poco con sĂłlo desear otro poco mĂĄs.
  • Lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura.
  • Los que de corazĂłn se quieren sĂłlo con el corazĂłn se hablan.
  • Matarse por no morir es ser igualmente necio y cobarde.
  • Menos mal hacen los delincuentes que un mal juez.
  • Muchos son los buenos, si se da crĂ©dito a los testigos; pocos, si se toma declaraciĂłn a su conciencia.
  • Muchos vencimientos han ocasionado la consideraciĂłn, y muchas victorias ha dado la temeridad.
  • Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir.
  • NingĂșn vencido tiene justicia si lo ha de juzgar su vencedor.
  • Ninguna cosa despierta tanto el bullicio del pueblo como la novedad.
  • No es dichoso aquĂ©l a quien la fortuna no puede dar mĂĄs, sino aquel a quien no puede quitar nada.
  • No es sabio el que sabe donde estĂĄ el tesoro, sino el que trabaja y lo saca.
  • No hay amor sin temor de ofender o perder lo que se ama.
  • No se debe mostrar la verdad desnuda, sino en camisa.
  • No se ganan los hombres con favores sin obras.
  • Nunca mejora su estado quien muda solamente de lugar y no de vida y de costumbres.
  • Poderoso caballero es Don Dinero.
  • Por nuestra codicia lo mucho es poco; por nuestra necesidad lo poco es mucho.
  • Quien deja vivo al ofendido, ha de temer siempre a la venganza.
  • Ruin arquitecto es la soberbia; los cimientos pone en lo alto y las tejas en los cimientos.
  • Ser tirano no es ser, sino dejar de ser, y hacer que dejen de ser todos.
  • Si haces bien para que te lo agradezcan, mercader eres, no bienhechor; codicioso, no caritativo.
  • Si quieres que te sigan las mujeres, ponte delante.
  • Siempre se ha de conservar el temor, mĂĄs jamĂĄs se debe mostrar.
  • SĂłlo el que manda con amor es servido con fidelidad.
  • Todos deseamos llegar a viejos; y todos negamos que hemos llegado.
  • Todos los que parecen estĂșpidos, lo son y, ademĂĄs tambiĂ©n lo son la mitad de los que no lo parecen.
  • Una sola piedra puede desmoronar un edificio.
  • Virtud envidiada es dos veces virtud.
  • Vive sĂłlo para ti si pudieres, pues sĂłlo para ti si mueres, mueres.
  • Sale de la guerra, paz; de la paz, abundancia; de la abundancia, ocio; del ocio, vicio; del vicio, la guerra

Si te ha sido Ăștil compĂĄrtelo en tus redes sociales. Ayudaras y solo es un click en estos botones inferiores. ÂĄGracias!

Las 50 frases célebres de Francisco de Quevedo.
5 (100%) 2 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continĂșa navegando estĂĄ dando su consentimiento para la aceptaciĂłn de las mencionadas cookies y la aceptaciĂłn de nuestra polĂ­tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaciĂłn. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
Autores Siglo XVI Las 50 frases célebres de Francisco de Quevedo.