La mejor selección de frases celebres de Leonardo Da VInci, genio de las artes y ciencias las encontrarás aquí en imágenes y texto.

También tienes un resumen de su vida, biografía, curiosidades, vídeos, libros y películas.

En continua actualización para ofrecerte más y mejor.  

Te dejo con las frases celebres en im√°genes tras los datos del autor…

…mapa con sus lugares, las frases tambi√©n en texto, v√≠deos y curiosidades, libros, pel√≠culas etc

FRASES CELEBRES DE LEONARDO DA VINCI:

Que vas a encontrar aqui:

¬ŅQUIEN FUE LEONARDO?

El mayor artista del Renacimiento.

Pintor, escultor y creador de inventos, aun hoy sorprendentes.

Nombre de Nacimiento:

Leonardo di ser Piero da Vinci

Fecha de Nacimiento:

El 15 de abril de 1452

Fecha de Fallecimiento:

El¬†2 de mayo de 1519 (a los 67 a√Īos de edad)

Lugar de Nacimiento:

En Vinci, Italia.

Lugar de Fallecimiento:

En Amboise, Francia.

AQU√ć EST√ĀN SELECCIONADAS

LAS MEJORES FRASES

DE LEONARDO DA VINCI:

ACCEDE A SU BIOGRAF√ćA:

Te dejo el enlace a la biografía Autor en la wikipedia.

 

V√ćDEO SOBRE LA VIDA DE LEONARDO DA VINCI:

LOS LUGARES PRINCIPALES EN LA VIDA DE LEONARDO:

Aqui encontraras marcados en el Google Maps las localizaciones mas importantes en la vida del autor, como su lugar de nacimiento, donde vivió o creo sus mejores obras, donde murió y muchas otras más. Navega por el mapa y selecciona los Iconos para saber la ubicación.

Vinci, Italia: Lugar de nacimiento.

Amboise, Francia: Lugar de Fallecimiento.

LAS MEJORES FRASES C√ČLEBRES DE LEONARDO TAMBI√ČN EN TEXTO:

  • ¬°oh, miseria humana, a cu√°ntas cosas te sometes por el dinero!
  • ¬ŅNo ves t√ļ que, entre las humanas bellezas, un bell√≠simo rostro detiene a los transe√ļntes mejor que las riquezas que lo encuadran?
  • ¬ŅPor qu√© el ojo ve las cosas m√°s claras en los sue√Īos que en la imaginaci√≥n cuando nos levantamos?
  • A veces presiento que mi alma est√° en sombras, entonces me inclino, te beso, y hay luz.
  • Al igual que el coraje pone en peligro la vida, el miedo la protege.
  • All√° donde el esp√≠ritu no trabaja con la mano, no hay arte.
  • All√≠ donde hay m√°s sensibilidad, es m√°s fuerte el martirio.
  • Amo aquellos que pueden¬†sonre√≠r¬†con los problemas, que pueden tomar fuerzas de la angustia y crecer valientemente por la reflexi√≥n.¬†Aquellos cuya consciencia apruebe su conducta, perseguir√°n sus principios hasta la muerte.
  • Apenas nace la virtud, cuando ya genera contra s√≠ la envidia, pues antes ver√°s un cuerpo sin sombra que la virtud sin la envidia.
  • Aprende a ver. Date cuenta que todo est√° conectado.
  • Aprender nunca cansa a la mente.
  • Aquel pintor que no tenga dudas lograr√° poco.
  • Aquel que desea ser rico en un d√≠a ser√° colgado en un a√Īo.
  • Aquel que m√°s posee, m√°s miedo tiene de perderlo.
  • Aquel que no castiga la maldad, ordena que se haga.
  • As√≠ como cada reino dividido cay√≥, cada mente dividida entre muchos estudios se confunde y socava as√≠ misma.
  • As√≠ como el hierro se oxida por falta de uso y el agua estancada se vuelve putrefacta, la inactividad destruye el intelecto.
  • As√≠ como una jornada bien empleada produce un dulce sue√Īo, as√≠ una vida bien usada causa una dulce muerte.
  • As√≠, el estudio sin voluntad malogra la memoria, que no retiene entonces nada de lo que toma.
  • Aunque la naturaleza comienza con la raz√≥n y termina con la experiencia, es necesario que hagamos lo contrario, que es comenzar con la experiencia y desde ella proceder a investigar la raz√≥n.
  • Bien sabemos que los errores se detectan m√°s f√°cilmente en el trabajo de otros que en el propio.
  • Cada instrumento (o medio) debe adaptarse a la experiencia.
  • Comer con desgana convierte el alimento en repulsivo manjar.
  • Como el hierro, por falta de ejercicio, se cubre de herrumbre, y el agua se corrompe o se hiela por la misma causa, as√≠ el ingenio, sin ejercicio, se deteriora.
  • Concebir una idea es noble, ejecutar la tarea es servil.
  • Cosa bella mortal pasa y no dura.
  • Cualquiera que conduce una discusi√≥n apelando a la autoridad no esta usando su inteligencia; esta usando su memoria.
  • Cuando hay gritos no hay conocimiento verdadero.
  • Cuando la fortuna viene, t√≥mala a mansalva y por delante, pues por detr√°s es calva.
  • Cuanto m√°s se conoce, m√°s se ama.
  • Despert√© solo para ver que el resto del mundo a√ļn duerme.
  • Dios nos vende todas las cosas al precio del trabajo.
  • Dir√°n que por no ser yo un hombre de letras, no puedo expresar bien lo que deseo tratar. Pero ellos no saben que mis cosas han de ser tomadas, m√°s que de las palabras ajenas, de la experiencia, que es la maestra de quien bien escribe, y como tal la tomo como maestra, y en todos los casos la alegar√©.
  • Donde el alma no trabaja junto con las manos, ah√≠, no hay arte.
  • Donde entra la ventura, la envidia le pone asedio y la combate. Cu√°ndo nos abandona, nos deja el dolor y el arrepentimiento.
  • Donde hay m√°s sensibilidad, all√≠ es m√°s fuerte el martirio.
  • El agua es la fuerza que gu√≠a la naturaleza.
  • El arte nunca se termina, solo se abandona.
  • El arte vive de l√≠mites y muere de libertad.
  • El artista ve lo que otros s√≥lo logran vislumbrar.
  • El buen juicio nace de la buena inteligencia y la buena inteligencia deriva de la raz√≥n, sacada de las buenas reglas; y las buenas reglas son hijas de la buena experiencia: madre com√ļn de todas las ciencias y las artes.
  • El conocimiento de todas las cosas es posible.
  • El deseo natural de los hombres de bien es el conocimiento.
  • El estudio de un pintor debe ser un espacio peque√Īo porque las habitaciones peque√Īas disciplinan la mente mientras que las grandes la distraen.
  • El hombre posee gran razonamiento, pero en su mayor parte vano y falso; los animales lo tienen menor, pero √ļtil y ver√≠dico, y m√°s vale una peque√Īa certeza que un gran enga√Īo.
  • El mal que no me perjudica es como el bien que no me aprovecha.
  • El m√°s peque√Īo de los felinos es una pieza de arte.
  • El matrimonio es como meter la mano en una bolsa de serpientes con la esperanza de sacar una anguila.
  • El objetivo primordial de un pintor es hacer que una superficie plana parezca un cuerpo en relieve y que se proyecte desde ese plano.
  • El ojo recibe de la belleza pintada el mismo placer que de la belleza real.
  • El pie humano es una obra maestra de la ingenier√≠a y un trabajo de arte.
  • El pintor debe pintar respetando las reglas de un cuerpo natural, que debe presentar proporciones exactas.
  • El placer m√°s noble es el j√ļbilo de comprender.
  • El poeta sabe que ha logrado la perfecci√≥n no cuando ya no hay nada que agregar, sino cuando ya no queda m√°s nada que quitar.
  • El primer paso para llegar a cualquier lugar es decidir que no vas a quedarte donde est√°s actualmente.
  • El que no valora la vida no se la merece.
  • El que pretende enriquecerse en un d√≠a, se ver√° apremiado durante un a√Īo.
  • El que se enamora de la pr√°ctica sin ciencia, es como el marino que sube al nav√≠o sin tim√≥n ni br√ļjula, sin saber con certeza hacia d√≥nde va.
  • El que siembra virtud recoge honor.
  • El renombre del rico termina con su vida; se recuerda el tesoro, pero no al atesorador. Muy otra es la gloria de la virtud de los mortales que la de sus tesoros.
  • El sentido com√ļn es aquel que juzga lo que perciben el resto de los sentidos.
  • El tiempo se queda lo suficiente para que cualquiera haga uso de √©l.
  • En cuanto nace la virtud, nace contra ella la envidia, y antes perder√° el cuerpo su sombra que la virtud su envidia.
  • En los r√≠os, el agua que tocas es la √ļltima en pasar y la primera en venir, as√≠ lo es el presente.
  • Es imposible amar algo ni odiar algo, sin empezar por conocerlo.
  • Es m√°s f√°cil resistir al comienzo que al final.
  • Es mejor imitar el trabajo antiguo que el moderno.
  • Estate deseoso de prestar atenci√≥n a la opini√≥n de otros y piensa arduo y largo si quienquiera que encuentre una falta tiene o no motivos para censurarte. Si la respuesta es s√≠, corrige el error. Si la respuesta es no, da la impresi√≥n de no haberle escuchado o, si es un hombre a quien respetas, expl√≠cale por qu√© est√° equivocado.
  • Estudia la ciencia del arte y el arte de la ciencia.
  • Estudiar sin desearlo estropea la memoria.
  • Existen cuatro poderes: memoria e intelecto, deseo y codicia. Los dos primeros son elementales, y los otros sensuales.
  • Hace tiempo que vino a mi atenci√≥n que las personas de logro raramente se sientan y dejan que pasen las cosas. Van afuera y hacen que pasen las cosas.
  • Hasta el m√°s peque√Īo de los felinos es una obra de arte.
  • Hay tres clases de hombres: aquellos que ven, aquellos que ven cuando se les muestra y aquellos que no ven.
  • He aqu√≠ una cosa que cuanto m√°s se necesita menos se estima: el consejo.
  • He estado impresionado con la urgencia del hacer. Saber no es suficiente; debemos aplicar. Estar dispuesto no es suficiente; debemos hacer.
  • He malgastado mis horas.
  • He ofendido a Dios y a la humanidad porque mi trabajo no tuvo la calidad que deb√≠a haber tenido.
  • Huye de los preceptos de los especuladores cuyas razones no est√°n confirmadas por la experiencia.
  • La adquisici√≥n de cualquier conocimiento es siempre √ļtil al intelecto, que sabr√° descartar lo malo y conservar lo bueno.
  • La amenaza es el arma del amenazado.
  • La belleza muere con la vida, pero se inmortaliza en el arte.
  • La ciega ignorancia nos enga√Īa ¬°O desdichados mortales, abrid los ojos!
  • La ciencia es el capit√°n y la pr√°ctica el soldado.
  • La ciencia instrumental o de las m√°quinas, es nobil√≠sima, y √ļtil m√°s que todas las otras; por su mediaci√≥n todos los cuerpos animados, capaces de movimiento, realizan sus operaciones. Esos movimientos nacen del centro de gravedad colocado entre pesos desiguales, y estos cuerpos poseen pobreza o riqueza de m√ļsculos y palancas y contrapalancas.
  • La ciencia m√°s √ļtil es aquella cuyo fruto es el m√°s comunicable.
  • La constancia no est√° en empezar sino en preservar.
  • La desigualdad es el origen de todos los movimientos locales.
  • La funci√≥n del m√ļsculo es tirar no empujar, excepto en el caso de los genitales y la lengua.
  • La hiedra tiene larga vida.
  • La justicia requiere poder, inteligencia y voluntad, y se asemeja al √°guila.
  • La mec√°nica es el para√≠so de las ciencias matem√°ticas, porque con ella se alcanza el fruto matem√°tico.
  • La medicina es la restauraci√≥n de los elementos discordantes, la enfermedad es la discordia de los elementos imbuidos en el cuerpo.
  • La mente del pintor debe ser como un espejo que se llena con tantas im√°genes como hay cosas delante de √©l.
  • La mente del pintor es una copia de la mente divina puesto que opera con libertad en la creaci√≥n de muchos tipos de animales, plantas, frutas, paisajes, ruinas y sitios imponentes.
  • La naturaleza benigna provee de manera que en cualquier parte halles algo que aprender.
  • La naturaleza es la fuente del conocimiento verdadero. Tiene su propia l√≥gica, sus propias leyes, no tiene efecto sin causa ni invenci√≥n sin necesidad.
  • La naturaleza est√° repleta de razonamientos que no tuvo nunca la experiencia.
  • La naturaleza nunca rompe sus propias leyes.
  • La necesidad es maestra y tutora de la naturaleza. Es su tema y la fuente de sus invenciones, su freno y su regla perpetua.
  • La pasi√≥n intelectual exuda sensualidad.
  • La perspectiva es a la pintura lo que la brida al caballo, lo que el tim√≥n al barco.
  • La pintura concierne a todos los aspectos de la visi√≥n: oscuridad, luz, solidez y color, forma y posici√≥n, distancia y propincuidad, movimiento y descanso.
  • La pintura es la m√°s perfecta de todas las ciencias. Si un pintor quiere ser bueno, debe confrontar su arte con todas las cosas que produce la naturaleza. Me parece muy triste el pintor que solo es capaz de hacer bien una figura y no es capaz de ver √°rboles, animales, flores, hierbas.
  • La pintura es poes√≠a muda; la poes√≠a pintura ciega.
  • La pintura es poes√≠a que puede verse, pero no escucharse.
  • La pintura es una poes√≠a muda y la poes√≠a una pintura ciega, y una y otra van imitando la naturaleza en cuanto les sea posible.
  • La pintura es una poes√≠a que se ve sin o√≠rla; y la poes√≠a es una pintura que se oye y no se ve; son, pues, estas dos poes√≠as o, si lo prefieres, dos pinturas, que utilizan dos sentidos diferentes para llegar a nuestra inteligencia. Porque si una y otra son pintura, pasar√°n al com√ļn sentido a trav√©s del sentido m√°s noble que es el ojo; y si una y otra son poes√≠a, habr√°n de pasar por el sentido menos noble, es decir, el o√≠do.
  • La poes√≠a es pintura que puede escucharse, pero no ver.
  • La poes√≠a es superior a la pintura en la representaci√≥n de las palabras y la pintura es superior a la poes√≠a en la representaci√≥n de los hechos. Por esta raz√≥n considero que la pintura es superior a la poes√≠a.
  • La pr√°ctica debe estar siempre basada en el buen conocimiento de la teor√≠a.
  • La proporci√≥n entre la obra humana y la naturaleza es la misma que media entre el hombre y dios.
  • La rebeld√≠a es hija de la experiencia.
  • La sabidur√≠a es hija de la experiencia
  • La simplicidad es la m√°xima sofisticaci√≥n.
  • La verdad es de tal excelencia que, cuando elogia peque√Īas cosas, las ennoblece.
  • La verdad sobre las cosas es el principal alimento de las mentes superiores.
  • La vida bien empleada es larga.
  • La vida es bastante simple: haces algunas cosas. La mayor√≠a falla. Otras funcionan. Haces m√°s de esos trabajos. Si funciona mejor, otros lo copian r√°pidamente. Entonces haces algo diferente. El truco es hacer algo diferente.
  • Las amenazas s√≥lo son armas para el amenazado.
  • Las decepciones m√°s grandes que el hombre sufre son por sus propias opiniones.
    Las espadas y lanzas por s√≠ mismas son inofensivas; el que por s√≠ mismo es apacible y sin maldad alguna, se volver√° feroz y terrible a causa de las malas compa√Ī√≠as.
  • Las l√°grimas vienen del coraz√≥n, no del cerebro.
  • Las palabras que no satisfagan al oyente, le causan fastidio y disgusto; ello se manifiesta generalmente por copiosos bostezos.
  • Cuando hables, pues, a hombres cuya benevolencia quieres captarte, si observas en ella tales muestras de aburrimiento, abrevia tu discurso o cambia de terna; si no lo haces, recoger√°s en vez de la benevolencia que deseas, odio y enemistad.
  • Llegar√° el tiempo en que los hombres miren el n√ļmero de animales asesinados tanto como ahora miran el n√ļmero de personas muertas.
  • Llegar√° un d√≠a en que los hombres como yo, ver√°n el asesinato de un animal como ahora ven el de un hombre.
  • Los ambiciosos que no se contentan con el beneficio de la vida y la belleza del mundo, tienen por castigo el no comprender la vida y el quedar insensibles a la utilidad y belleza del universo.
  • Los hombres correr√°n tras la cosa que m√°s temen, es decir, que ser√°n miserables por temor a la miseria.
  • Los hombres geniales empiezan grandes obras, los hombres trabajadores las terminan.
  • Los obst√°culos no pueden aplastarme: cada obst√°culo proporciona una resoluci√≥n firme.
  • Los que se enamoran de la pr√°ctica sin la teor√≠a son como los pilotos sin tim√≥n ni br√ļjula, que nunca podr√°n saber a d√≥nde van.
  • Mal haces si alabas, y peor si reprendes una cosa que no entiendes bien.
  • Me atrever√≠a a afirmar que un hombre no puede obtener la excelencia si satisface al ignorante y no a aquellos de su propio oficio.
  • Mediocre alumno el que no sobrepasa a su maestro.
  • Mi cuerpo no ser√° una tumba para otras criaturas.
  • Mientras m√°s profundo es el sentimiento, m√°s grande es el dolor.
  • Mientras pensaba que estaba aprendiendo a vivir, he aprendido c√≥mo morir.
  • Muchas personas, despu√©s de haber encontrado el bien, buscan todav√≠a, y encuentran el mal.
  • Nada es m√°s propenso a enga√Īarnos que nuestro juicio sobre nuestro propio trabajo. Nos reporta un mayor beneficio que sean los enemigos quienes se√Īalen nuestras faltas que escuchar las opiniones de los amigos.
  • Nada fortalece tanto la autoridad como el silencio.
  • Nada nos enga√Īa tanto como nuestro propio juicio.
  • Nadie deber√≠a imitar jam√°s el estilo de otro porque, en lo que se refiere al arte, ser√° llamado un sobrino y no un hijo de la naturaleza.
  • Ninguna certeza existe all√≠ donde no puede aplicarse alguna de las ciencias matem√°ticas o de las que est√°n unidas con ellas.
    No debemos desear lo imposible.
  • No hay consejo m√°s leal que el que se da desde una nave en peligro.
  • No hay cosa que nos enga√Īe m√°s que nuestro juicio.
  • No he perdido ante la dificultad de los retos, sino contra el tiempo
  • No puedes tener mayor dominio que sobre ti mismo.
  • No reneguemos del pasado.
  • No se puede poseer mayor gobierno, ni menor, que el de uno mismo.
  • No siempre es bueno lo que es bello… Ejemplo de este error dan los que hablan con elegancia, pero sin doctrina.
  • Nuestra vida est√° hecha por la muerte de otros.
  • Nuestras mayores tonter√≠as pueden ser muy sabias.
  • Para desarrollar una mente completa: estudia la ciencia del arte, estudia el arte de la ciencia.
  • Pero vanas y llenas de errores me parecen aquellas ciencias que no nacen de la experiencia, madre de toda certidumbre, ni terminan en una noci√≥n experimental; es decir, tales que, ni su origen ni su medio, ni su fin pasan por ninguno de los cinco sentidos.
  • Pide consejo al que sabe corregirse a s√≠ mismo.
  • Pobre del pupilo que no sobrepasa a su maestro.
  • Por m√°s que la naturaleza empiece por la raz√≥n y termine en la experiencia, nosotros debemos seguir la marcha contraria; es decir, empezar por la experiencia y con ella investigar la raz√≥n.
  • Quien condena la pintura, condena la naturaleza, puesto que las obras del pintor representan las obras de la naturaleza. El que as√≠ blasfema carece, pues, de sentimiento.
  • Quien de verdad sabe de qu√© habla, no encuentra razones para levantar la voz.
  • Quien no condena el mal, ordena que se haga.
  • Quien no estima la vida no la merece.
  • Quien piensa poco, se equivoca mucho.
  • Quien poco piensa, mucho yerra.
  • Quien siembra virtud, fama recoge.
  • Reprende al amigo en secreto y al√°balo en p√ļblico.
  • Rey de los animales -como lo has descrito- yo m√°s bien dir√≠a rey de las bestias, siendo t√ļ el mayor, porque t√ļ s√≥lo los ayudas para que te den sus cr√≠as para beneficio de tu garganta, la cual has intentado convertir en sepulcro de todos los animales; y yo dir√≠a todav√≠a m√°s, si se me permitiera decir toda la verdad. (…) Pues ¬ŅNo produce la naturaleza suficientes alimentos simples para satisfacerte?
  • Se expone a da√Īos quien se gobierna por el consejo de los j√≥venes.
  • Seguramente, el hombre es el rey de los animales, pues su brutalidad supera a la de √©stos.
  • Si Dios existe, le voy a pedir cuentas de lo absurdo de la vida, del dolor, de la muerte, de haber dado a unos la raz√≥n y a otros la estupidez… y de tantas otras cosas.
  • Si encontr√°is a un hombre virtuoso y bueno, no lo apart√©is de vosotros; honradlo para que no tenga que huir de vosotros y refugiarse en desiertos o cavernas u otros lugares solitarios, lejos de vuestras insidias; miradlos como a dioses terrestres, merecedores de estatuas y simulacros.
  • Si es posible, se debe hacer re√≠r hasta a los muertos.
  • Si est√°s solo, te perteneces enteramente a ti mismo.
  • Si la naturaleza hubiera fijado una sola regla para la calidad de los miembros, las fisonom√≠as de todos los hombres ser√≠an semejantes, y no ser√≠a posible distinguirlas unas de otras; pero ella ha variado de tal modo las cinco partes del rostro que, aunque haya establecido una regla general para la proporci√≥n, no ha seguido ninguna para la calidad; de manera que es f√°cil reconocer cada semblante.
  • Si no puedes hacer lo que quieres, quiere lo que puedes hacer.
  • Si quer√©is saber c√≥mo habita el alma en el cuerpo, os bastar√° observar c√≥mo usa el cuerpo de su cotidiana habitaci√≥n: si √©sta es desordenada y confusa, desordenado y confuso ser√° el cuerpo pose√≠do por el alma.
  • Si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento, se har√° inteligente; y aunque sea d√©bil se transformar√° en fuerte.
  • Siempre he sentido que es mi destino construir una m√°quina que le permitir√° al hombre volar.
  • Son vanas y est√°n plagadas de errores las ciencias que no han nacido del experimento, madre de toda certidumbre.
  • Ten cuidado pintor no sea que el ansia de ganancia resulte un incentivo m√°s fuerte que el renombre en el arte, ganar este prestigio es mucho mayor que la popularidad de los ricos.
  • Toda acci√≥n natural est√° realizada por la naturaleza misma del modo y en el tiempo m√°s breve posible. Ninguna acci√≥n natural puede abreviarse, pues la naturaleza la genera del modo m√°s breve posible.
  • Todo artista deber√≠a comenzar un lienzo con un ba√Īo de negro, pues todas las cosas en la naturaleza son oscuras, hasta que se exponen a la luz.
  • Todo lo que hay de bello en el hombre pasa y no dura.
  • Todo nuestro conocimiento nos viene de las sensaciones.
  • Todo nuestro conocimiento tiene su origen en la percepci√≥n.
  • Todos los elementos, cuando est√°n fuera de su sitio natural, desean volver a √©l, principalmente el fuego, el agua y la tierra.
    Un buen pintor ha de pintar dos cosas fundamentales: el hombre y la obra de la mente del hombre. Lo primero es fácil, lo segundo difícil.
  • Un cuerpo hermoso perece, pero una pieza de arte nunca muere.
  • Un d√≠a bien aprovechado conlleva un sue√Īo feliz.
  • Un pintor producir√° im√°genes de poco m√©rito si toma la obra de otros como referente.
  • Una ciencia es tanto m√°s √ļtil cuanto m√°s universalmente pueden comprenderse sus producciones; y, al contrario, lo ser√°n menos en la medida en que √©stas sean menos comunicables.
  • Una obra de arte nunca se termina, solo se abandona.
  • Una vez que hayas probado el vuelo andar√°s por la tierra y tus ojos mirar√°n hacia el cielo, porque una vez has estado all√≠ tardar√°s mucho en volver.
  • Una vida sin amor, no es vida.
  • Uno no tiene derecho de amar u odiar algo si no ha adquirido un conocimiento profundo de su naturaleza.
  • Verdaderamente, el hombre es el rey de los animales, pues su brutalidad supera a la de √©stos.
  • Y si quieres saber lo que a uno deleita, sin necesidad de que te lo diga, h√°blale de diversos asuntos, y cuando lo observes escuchando atento, sin bostezos ni fruncimiento de cejas, ni otros signos semejantes, puedes estar seguro de que la cosa de que hablas es la que le deleita.

Ultima actualización:  16 de febrero de 2019

Si te ha sido √ļtil comp√°rtelo en tus redes sociales. Ayudaras y solo es un click en estos botones inferiores. ¬°Gracias!

Las 200 mejores frases de Leonardo Da Vinci.
5 (100%) 2 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
Autores Siglo XV Las 200 mejores frases de Leonardo Da Vinci.