La mejor selección de frases celebres de Nelson Mandela las encontrarås aquí en imågenes y texto.

En continua actualización para ofrecerte mås y mejor.  

Te dejo con las frases celebres en imĂĄgenes tras los datos del autor.

Y al final las tienes en formato lista.

→¡No dejes de ver otras frases cĂ©lebres del resto de autores!

FRASES CELEBRES DE NELSON MANDELA:

Que vas a encontrar aqui:

LAS MEJORES FRASES

DE NELSON MANDELA EN IMÁGENES:

NO DEJES DE VER LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS:

LAS MEJORES CITAS CÉLEBRES DE MANDELA EN TEXTO:

  1. A diferencia de algunos polĂ­ticos, puedo admitir un error.
  2. AprendĂ­ que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre Ă©l.
  3. Conseguir una democracia en libertad, es un ideal por el que espero vivir y que aspiro a alcanzar. Pero, si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir.
  4. Cualquier hombre o instituciĂłn que intente robarme mi dignidad, perderĂĄ.
  5. Cuando a un hombre se le niega el derecho a vivir la vida en la que cree, no tiene otra opciĂłn que convertirse en un proscrito.
  6. Cuando dejamos que nuestra luz brille, inconscientemente damos permiso a los otros para que hagan lo mismo.
  7. Cuando el agua empieza a hervir es necio apagar el fuego.
  8. Cuando estamos liberados de nuestro propio miedo, nuestra presencia automĂĄticamente libera a otros.
  9. Culpar a las cosas del pasado no las hace mejores ni peores.
  10. Debemos usar el tiempo sabiamente y siempre darnos cuenta de que el tiempo estĂĄ siempre a punto para hacer lo correcto.
  11. Deja que la libertad reine. El Sol nunca se pone sobre tan glorioso logro humano.
  12. Deseo ir a la cama con un sentimiento enriquecedor en mi alma y la creencia de que me estoy cambiando a mĂ­ mismo.
  13. Después de escalar una gran montaña, uno encuentra que hay muchas otras montañas que escalar.
  14. Después de subir una gran colina, uno encuentra que hay muchas mås colinas para subir.
  15. Detesto el racismo, porque lo veo como algo barbĂĄrico, venga de un hombre negro o un hombre blanco.
  16. El camino de los que predican el amor y no el odio, no es fĂĄcil. A menudo tienen que usar una corona de espinas.
  17. El dinero no crea el Ă©xito, la libertad lo hace.
  18. El hombre no se convierte en un luchador por la libertad con la esperanza de ganar premios.
  19. El mundo sigue acosado por tanto sufrimiento humano, pobreza y privaciĂłn. EstĂĄ en tus manos hacer de nuestro mundo un mundo mejor para todos, especialmente para los pobres, vulnerables y marginados.
  20. El perdĂłn libera el alma. Elimina el miedo. Por eso es un arma tan poderosa.
  21. El resentimiento es como un vaso de veneno que bebe un hombre; luego se sienta y espera a que su enemigo muera.
  22. El valiente no es el que no siente miedo, sino el que vence ese temor.
  23. El valor no es la ausencia de miedo, estĂĄ para inspirar a otros a ir mĂĄs allĂĄ de Ă©l.
  24. En mi paĂ­s, primero vas a prisiĂłn y luego eres presidente.
  25. Es en el carĂĄcter de crecimiento que debemos aprender, de las experiencias agradables y desagradables.
  26. Es lo que hacemos con lo que tenemos, no lo que se nos da, lo que separa a una persona de otra.
  27. Es mejor liderar desde atrĂĄs y poner a otros al frente.
  28. Es posible pasar meses en una situaciĂłn de extraordinaria intimidad con otra persona y, de repente, no volver a verla jamĂĄs. Resulta deshumanizador ya que le obliga a uno a adaptarse, a volverse mĂĄs duro y autosuficiente.
  29. Es sabio persuadir a la gente a hacer cosas y hacerles pensar que era su propia idea.
  30. Es tan fåcil de romper y destruir. Los héroes son los que hacen la paz y construyen.
  31. EstĂĄ en tus manos crear un mundo mejor para todos los que viven en Ă©l.
  32. Estaba preparado para afrontar la pena de muerte. Para estar realmente preparado para algo es necesario esperarlo de verdad.
  33. Estoy aquĂ­ ante vosotros no como un profeta, sino como un humilde sirviente vuestro.
  34. Estoy seguro de que nadie
 me acusarå de egoísmo si le pido pasar tiempo, mientras todavía tengo buena salud, con mi familia, mis amigos y también conmigo mismo.
  35. He buscado el ideal de una sociedad democrĂĄtica y libre en la que todas las personas vivan juntas en armonĂ­a y con igualdad de oportunidades.
  36. He dedicado toda mi vida a la lucha del pueblo africano. He combatido la dominaciĂłn blanca y he combatido la dominaciĂłn negra. He acariciado el ideal de una sociedad democrĂĄtica y libre, en la que todas las convivan juntas en armonĂ­a y con igualdad de oportunidades.
  37. La democracia exige que los derechos polĂ­ticos y de las minorĂ­as se resguarden.
  38. La educaciĂłn es el arma mĂĄs poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.
  39. La gente debe aprender a odiar, y si puede aprender a odiar, se les puede enseñar a amar, porque el amor viene mås naturalmente al corazón humano que su contrario.
  40. La Iglesia aprobaba esta polĂ­tica y aportĂł el apuntalamiento religioso del apartheid sugiriendo que los afrikĂĄners eran el pueblo escogido de Dios, mientras que los negros eran una especie subordinada a ellos. En la visiĂłn del mundo que defendĂ­a el afrikĂĄner, apartheid y religiĂłn marchaban codo con codo.
  41. La informaciĂłn es un derecho humano bĂĄsico y la base fundamental para la formaciĂłn de instituciones democrĂĄticas.
  42. La libertad carece de sentido si la gente no puede poner comida en sus estómagos, si no puede tener refugio, si el analfabetismo y la enfermedad siguen perdiéndoles.
  43. La libertad nunca se puede dar por sentada. Cada generaciĂłn debe salvaguardarla y extenderla. Tus padres y abuelos sacrificaron mucho para que tuvieras libertad sin sufrir lo que ellos sufrieron. Utiliza este precioso derecho para asegurarte de que la oscuridad del pasado nunca vuelve.
  44. La mejor arma es sentarse y hablar.
  45. La mĂșsica es una gran bendiciĂłn. Tiene el poder de elevarnos y liberarnos. Hace a la gente libre para soñar. Puede unirnos para cantar con una sola voz. Tal es el valor de la mĂșsica.
  46. La prisiĂłn es una tremenda educaciĂłn en la necesidad de paciencia y perseverancia. Es sobre todo una prueba del compromiso sobre uno mismo.
  47. La retĂłrica no es importante. Las acciones lo son.
  48. La virtud y la generosidad son recompensadas de un modo inescrutable.
  49. Las dificultades rompen algunos hombres pero también crean otros.
  50. Las relaciones entre un hombre y su dios son asuntos personales; tĂș no puedes salir y desafiar la creencia de la gente en un ser superior.
  51. Lo mĂĄs difĂ­cil no es tanto cambiar el mundo como cambiar tĂș.
  52. Lo que cuenta en la vida no es el mero hecho de que hayamos vivido. Es la diferencia que hemos hecho a las vidas de otros lo que determinarĂĄ el significado de la vida que llevamos.
  53. LograrĂĄs mĂĄs en este mundo mediante actos de misericordia que con actos de represiĂłn.
  54. Los enemigos suelen ser personas desconocidas. Si les conoces, tu opiniĂłn puede cambiar rĂĄpidamente.
  55. Los grandes pacificadores son personas Ă­ntegras, honestas, pero sobretodo humildes.
  56. Los tontos se multiplican cuando los sabios se callan.
  57. Los valientes no temen perdonar, por el bien de la paz.
  58. Los verdaderos lĂ­deres deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo.
  59. Me gustan los amigos que tienen mentes independientes porque tienden a hacerte ver los problemas desde todos los ĂĄngulos.
  60. Me gustan los amigos que tienen pensamiento independientes porque suelen hacerte ver los problemas desde todos los ĂĄngulos.
  61. Me he retirado, pero si hay algo que me mataría es levantarme por la mañana sin saber qué hacer.
  62. Me llamaron terrorista ayer. Hoy me admiran las mismas personas que me lo dijeron.
  63. Mi respeto por los seres humanos no se basa en el color de la piel de un hombre ni en la autoridad que pueda ejercer, sino en su mérito.
  64. Mi sueño sería una sociedad multicultural, diversa y donde cada hombre, mujer y niño sean tratados igualmente. Sueño con un mundo donde todas las personas de todas las razas trabajen juntas en armonía.
  65. Mientras la pobreza, la injusticia y la desigualdad persisten en nuestro mundo, ninguno de nosotros puede descansar.
  66. Nada es negro o blanco.
  67. Nada resulta tan deshumanizador como la ausencia de contacto humano.
  68. Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega mås naturalmente al corazón hu
  69. Negar a la gente sus derechos humanos es un desafĂ­o a su humanidad.
  70. NingĂșn paĂ­s puede desarrollarse realmente a menos que sus ciudadanos sean educados.
  71. NingĂșn poder en esta tierra puede destruir la sed de dignidad humana.
  72. NingĂșn problema es tan profundo que no pueda ser superado si hay voluntad de todas las partes, a travĂ©s de la discusiĂłn y la negociaciĂłn en lugar de la fuerza y ​​la violencia.
  73. No debes comprometer tus principios, pero tampoco debes humillar a la oposiciĂłn. Nadie es mĂĄs peligroso que alguien que es humillado.
  74. No es dĂłnde empiezas, sino lo alto de tus metas lo que importa para el Ă©xito.
  75. No es posible estar preparado para algo creyendo en secreto que no ocurrirå. Todos eståbamos mentalizados, no porque fuéramos especialmente valientes, sino porque éramos realistas.
  76. No hay nada como volver a un lugar que se mantiene sin cambios, para encontrar las formas en que tĂș mismo lo has alterado
  77. No me juzgues por mi Ă©xito, jĂșzgame por cuĂĄntas veces me caigo y me levanto de nuevo.
  78. No podemos ganar una guerra, pero podemos ganar una elecciĂłn.
  79. No podemos permitirnos matarnos unos a otros.
  80. No podĂ­a imaginar que el futuro al que me dirigĂ­a podĂ­a compararse de ninguna manera con el pasado que dejaba atrĂĄs.
  81. No puede haber mayor regalo que el de dar tiempo y energĂ­a para ayudar a los demĂĄs sin esperar nada a cambio.
  82. No puede haber una revelación mås intensa del alma de una sociedad que la forma en que se trata a sus niños.
  83. No son los reyes y los generales los que hacen historia, sino las masas del pueblo.
  84. No soy un optimista, sino alguien que cree mucho en la esperanza.
  85. No soy un santo, a menos que pienses en un santo como un pecador que sigue intentĂĄndolo.
  86. No tardé en darme cuenta que tendría que abrirme paso por mi propia capacidad, no por la de mis antepasados.
  87. Nos preguntamos, ÂżquiĂ©n soy yo para ser brillante, guapo, talentoso y fabuloso? En realidad, ÂżquiĂ©n eres tĂș para no serlo?
  88. Nuestra compasiĂłn humana nos une el uno al otro, no con compasiĂłn o condescendencia, sino como seres humanos que han aprendido a convertir nuestro sufrimiento comĂșn en esperanza para el futuro.
  89. Nuestra marcha hacia la libertad es irreversible. No debemos permitir que el miedo se interponga en nuestro camino.
  90. Nuestra tarea no es liberar a los oprimidos, sino liberar a los opresores.
  91. Nuestro desafĂ­o mĂĄs importante es ayudar a establecer un orden social en el que la libertad del individuo signifique realmente la libertad del individuo.
  92. Nuestros hijos son la piedra sobre la que se construirĂĄ nuestro futuro, nuestro mayor bien como naciĂłn. SerĂĄn los lĂ­deres de nuestro paĂ­s, los creadores de nuestra riqueza nacional, los que cuidan y protegen a nuestro pueblo.
  93. Nuestros hijos son nuestro mayor tesoro. Ellos son nuestro futuro. Los que abusan de ellos desgarran el tejido de nuestra sociedad y debilitan a nuestra naciĂłn.
  94. Nunca me han preocupado mucho los premios personales. Pero cuando se me notificĂł que habĂ­a ganado el Nobel de la Paz de 1993 junto con el Sr. de Klerk, me conmovĂ­ profundamente.
  95. Parte de la construcciĂłn de una nueva naciĂłn incluye construir un espĂ­ritu de tolerancia, amor y respeto entre la gente de este paĂ­s.
  96. Parte de ser optimista es mantener la cabeza inclinada hacia el sol y seguir avanzando con los pies.
  97. Porque ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demĂĄs.
  98. Que reine la libertad. El sol nunca se puso en tan glorioso logro humano.
  99. Que tus acciones reflejen tus esperanzas, no tus miedos.
  100. Quiero ir dormir con una amplia sonrisa en mi cara. Quiero que los que queden detrĂĄs digan que este hombre ha cumplido con su deber.
  101. Si a una buena cabeza y buen corazĂłn que son siempre una formidable combinaciĂłn, le agregas una lengua o una pluma alfabetizada, entonces tienes algo muy especial.
  102. Si hablas a un hombre en un idioma que entiende, llegarås a su cabeza. Si le hablas en su idioma, llegarå a su corazón.
  103. Si quieres hacer la paz con tu enemigo, tienes que trabajar con tu enemigo. Entonces Ă©l se convierte en su socio.
  104. Si quieres la cooperaciĂłn de los seres humanos a tu alrededor, debes hacerles sentir que son importantes, y esto lo haces siendo genuino y humilde.
  105. Siempre supe que algĂșn dĂ­a volverĂ­a a sentir la hierba bajo mis pies y caminarĂ­a bajo el sol como un hombre libre.
  106. Soy el capitĂĄn de mi alma.
  107. Sueño con un África que este en paz consigo misma.
  108. Superar la pobreza no es un gesto de caridad. Es un acto de justicia.
  109. Todo el mundo puede elevarse por encima de sus circunstancias y lograr el Ă©xito si se dedican con pasiĂłn a lo que hacen.
  110. TĂș puedes comenzar a cambiar el mundo para mejorarlo cada dĂ­a, no importa cĂłmo sea de pequeña la acciĂłn.
  111. Un buen lĂ­der puede participar en un debate con franqueza y profundidad, sabiendo que al final Ă©l y el otro lado deben estar mĂĄs cerca y asĂ­ salir mĂĄs fuertes. No tienes esa idea cuando eres arrogante, superficial y estĂĄs desinformado.
  112. Un hombre que le arrebata la libertad a otro es un prisionero del odio, estĂĄ encerrado tras los barrotes del prejuicio y de la estrechez mental.
  113. Un luchador por la libertad aprende, por el camino mĂĄs duro, que es el opresor el que define la naturaleza de la lucha.
  114. Un movimiento sin visiĂłn serĂ­a un movimiento sin fundamento moral.
  115. Una buena cabeza y un buen corazĂłn son siempre combinaciones formidables.
  116. Una de las cosas mĂĄs difĂ­ciles no es cambiar la sociedad, sino cambiarnos a nosotros mismos.
  117. Una de las cosas que aprendĂ­ cuando estaba negociando era que hasta que no me cambiara a mĂ­ mismo, no podĂ­a cambiar a otros.
  118. Una nueva sociedad no puede ser creada reproduciendo el pasado horrible, por refinado o re-empaquetado que esté.
  119. Uno no puede estar preparado para algo si en su interior cree que no va a suceder.
  120. Yo no fui un mesĂ­as, sino un hombre comĂșn que se convirtiĂł en un lĂ­der debido a circunstancias extraordinarias.
  121. Siempre parece imposible, hasta que se hace.

Ultima actualización:  24 de febrero de 2019

Si te ha sido Ăștil compĂĄrtelo en tus redes sociales. Ayudaras y solo es un click en estos botones inferiores. ÂĄGracias!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continĂșa navegando estĂĄ dando su consentimiento para la aceptaciĂłn de las mencionadas cookies y la aceptaciĂłn de nuestra polĂ­tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaciĂłn. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
Autores Siglo XX Las 120 mejores frases de Nelson Mandela