La mejor selección de frases celebres de René Marqués  en imágenes y texto.

En continua actualización para ofrecerte más y mejor.  

Te dejo con las frases celebres en imágenes tras los datos de René Marqués.

Y al final las tienes en formato lista.

→¡No dejes de ver otras frases célebres del resto de autores!

También tienes un resumen de su vida, biografía, curiosidades, vídeos, libros y películas, mapas...

¿QUIEN FUE RENÉ MARQUÉS

Escritor puertoriqueño de cuentos y obras de teatro.

También escribió artículos periodísticos, novelas, ensayos y guiones cinematográficos.

Entre sus obras más destacadas se encuentran los dramas La carreta y Los soles truncos.

Nombre de Nacimiento:

René Marqués

Fecha de Nacimiento:

El 4 de octubre de 1919 Ver y modificar los datos en Wikidata

Fecha de Fallecimiento:

El 22 de marzo de 1979 (a los 59 años de edad)

Lugar de Nacimiento:

En Arecibo, Puerto Rico.

Lugar de Fallecimiento:

En San Juan, Puerto Rico

LAS MEJORES FRASES

DE RENÉ MARQUÉS EN IMÁGENES:

BIOGRAFÍA:

Te dejo el enlace a la biografía de René Marqués en la wikipedia.

LIBROS SOBRE RENÉ MARQUÉS:

Los libros contienen enlace de afiliado de Amazon.es El importe se actualiza cada poco tiempo. Ver ultima actualización.

LOS LUGARES PRINCIPALES EN LA VIDA DE RENÉ MARQUÉS:

Lugar de nacimiento: Arecibo, Puerto Rico

Lugar de fallecimiento: San Juan, Puerto Rico

Aqui encontraras marcados en el Mapa las localizaciones mas importantes en la vida del autor, como su lugar de nacimiento, donde vivió o creo sus mejores obras, donde murió y muchas otras más. Navega por el mapa y selecciona los Iconos para saber la ubicación exacta.

NO DEJES DE VER LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS:

LAS MEJORES CITAS CÉLEBRES DE RENÉ MARQUÉS EN TEXTO:

  1. Un condenado a sí mismo a destruirse como puertorriqueño más y más cada día, sin lograrlo nunca, puesto que no puede destruir totalmente su esencialidad puertorriqueña mientras en él aliente vida.
  2. ¡Encara tú este hecho, hombre de acción: los protectores jamás protegen a los débiles! ¡Se los tragan!
  3. ¡Es el tiempo que fluye para convertirse en historia!
  4. Para que la realidad se convierta en esto es preciso que alguien, consciente o inconscientemente, infrinja el orden moral del universo.
  5. ¡Es tan hermoso ayudar a la naturaleza en su empeño de lucha contra la muerte! ¡Es tan hermoso ayudar al triunfo de la vida!”
  6. ¡La mardisión de la tierra! La tierra es sagrá. La tierra no se abandona” 
  7. ¡Los hombres más machos del mundo! ¡Los más cobardes!
  8. ¡Qué ser extraño eres! ¡Asesinas a un árbol y crees que es sólo eso: un árbol! ¡Destruyes, y no tienes conciencia de lo que haces! ¿Hay algo que haya escapado a tu insensibilidad, a tu estúpida inconsciencia?
  9. ¨El llamado humanitarismo norteamericano opera casi siempre en el plano material o económico; muy raras veces en el ético o espiritual.”
  10. ¿Crees que mi voz es tan poca cosa que pueda silenciarse con tus gritos, tus amenazas, tus golpes?
  11. ¿No es posible que ese sea el verdadero juego divino: hacernos escoger, escoger siempre?
  12. ¿Recuerdas? La emancipación no la concebíamos como un suicidio. La soberanía nacional no la concebíamos como un aislamiento del mundo. No deseábamos morir de asfixia. Todo lo contrario. Anhelábamos precisamente que nuestro pueblo abriera todas sus puertas al mundo, en vez de mantener abierta una sola puerta al Norte. No deseábamos empequeñecer sino superar nuestra pequeñez; no cerrar nuestra puerta al Norte, sino abrirnos también al Sur, al Occidente y al Oriente. Queríamos vivir y crecer dentro de la comunidad ancha del mundo. Así concebíamos la libertad: sin nacionalismos estrechos, sin egoísmos provincianos; con altivez y dignidad, pero con generosidad también.
  13. Cada pueblo ‘liberado’ del hambre por los Estados Unidos se convierte en mercado cautivo dentro de la compleja red económica norteamericana. Cualquier intento de ese pueblo por ir más allá en su consecución de la libertad constituye una grave ofensa contra la ‘democracia’ o economía imperial estadounidense, ofensa que tendrá que pagar sometiéndose al castigo de la agresión económica, al sitio por hambre, del cual una vez más será ‘liberado’ si acepta ahora las condiciones del ‘humanitarismo’ norteamericano que tuvo antes la incalificable audacia de rehusar.
  14. Cuando se borra el límite entre la farsa y la vida, se tiende a vivir sólo la farsa. Pero no basta entonces vivir la farsa. Se pretende, además, que otros también la vivan.
  15. Cuando una sociedad colonial, de distinto idioma y cultura, se autoimpone el inglés, no ya como estricta necesidad del sector de los negocios, para desbancar el idioma vernáculo y con él los valores aún prevalecientes de la cultura autóctona.
  16. Cuba y Puerto Rico no serán ‘de un pájaro las dos alas’ pero han sido, indudablemente, dos plumas harto similares en el ostentoso plumaje del mismo pájaro imperial.
  17. De modo que solo puedes ver lo que ven los demás. Debe ser horrible vivir así.
  18. El escritor no debe nunca dejar de recoger el guante que a sus pies arroja, con mueca burlona, la realidad.
  19. El nacionalista logra casi siempre sus propósitos: muere de modo violento. El anexionista, en cambio, es un muerto en vida.
  20. Es muy fácil echarle la culpa a las estrellas por la picardía de los hombres.
  21. Golpea sin piedad, Inés. ¡Así! Con la misma furia con que golpeas la vida. ¡Así! Contra la miseria, y los hombres, y el mundo. ¡Atrás! ¡Atrás!
  22. Hay ocasiones en que la tentación de ser grosero resulta difícil de vencer.
  23. La flaqueza de la carne no tiene necesariamente que manchar lo que hay de noble en el pensamiento.
  24. La misión del escritor es siempre la de revelar, esclarecer, iluminar.
  25. No hay duda de que en el puertorriqueño anexionista negro el impulso suicida es más agudo que en el blanco, puesto que hoy la anexión para él significa un grado mayor de autodestrucción de lo que significa la muerte física para el blanco.
  26. No hay ley que obligue a entregar la vida.
  27. No podemos pretender vivir como vive el Norte. Ellos tienen los medios y pueden tenerlos. Nosotros no. Nos hace falta saber sacrificarnos. Sacrificarnos para ser… nosotros mismos (…) La realidad nuestra puede ser dura como una roca. Y no por eso vamos a decir: Hay que traer una realidad del Norte porque la nuestra es dura y nos destroza las manos (…) Mi canción de cuna fue el lema de su partido: agro, pan, emancipación. Pero he visto cómo se ha olvidado la emancipación, la emancipación de esa sombra de siglos que es el Norte (…) Un pueblo puede morirse de hambre. Pero… ¡Pero también puede morirse de pan!
  28. No soy desgraciado en absoluto. Nunca lo seré mientras te llame y tú vengas.
  29. Otros vendrán después de usted y tendrán el valor de realizar lo que usted no pudo. Por esos, por los que vienen después, no cierre usted el camino.
  30. Porque de alguna manera hay que protestar. De alguna manera hay que decir que uno no está conforme con las cosas que pasan. De alguna manera hay que demostrar que uno tiene sangre y corazón, dignidad y vergüenza (…) ¡Claro que no basta hablar! Pero por lo menos es mejor que estarse quieto y calla’o como si uno fuera un muerto. Porque hay gente que vive y que está peor que muerta.
  31. Ríos de sangre cruzó el pueblo de Dios para alcanzar su libertad. Y la espada de los libertadores se tiñó de sangre hermana. Y su verbo tuvo también sabor a sangre. iSangre de amor como bautismo de libertad para los pueblos!”
  32. Sé bien que no vivo en una dictadura. Pero las libertades de que gozo no son para mí la libertad. A lo mejor es verdad que gozamos de muchas libertades. Pero me parece que no gozamos de la libertad fundamental… de ser nosotros mismos.
  33. Se elogia así al puertorriqueño.
  34. Si me vieras como me ven los otros, no me reconocerías.
  35. Siempre hay mundo para un hombre libre (…) Lucharé por lo que creo. Donde sea.
  36. Tan suicida es el gesto del nacionalista como el del anexionista que, para provocar su muerte moral y espiritual, ataca con intención destructora su propia esencia puertorriqueña. Ideológicamente aparecen ambos como antípodas pero psicológicamente son almas puertorriqueñas gemelas.
  37. Todo lo que se puede comer, yo lo veo bien.
  38. Tú no pierdes el tiempo, Inés. Es el tiempo el que te pierde a ti.
  39. Un pueblo sin dignidad solo tiene un ideal: el estómago.
  40. Una jaula es peor que una pedrá.

Ultima actualización:  22 de noviembre de 2018

Si te ha sido útil, te ha gustado, resolviste una duda o simplemente satisfecho una curiosidad... ... te digo que me siento satisfecho del trabajo y tiempo dedicado por mi parte. Muchas gracias Solo me queda pedirte el gran favor de a ayudarme a compartir esta página en tus redes sociales para que pueda llegar a más gente interesante. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones que ves aqui abajo de tus redes sociales. ¡Mil gracias!

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest